Ir a contenido

MANO DURA DE WASHINGTON

Trump recrudece la presión unilateral a Corea del Norte con nuevas sanciones

Señala a 55 barcos y navieras, incluyendo de China, acusados de ayudar a Pionyang a eludir castigos de la ONU

La medida contrasta con el acercamiento diplomático entre las dos Coreas durante los Juegos Olímpicos de Invierno

Idoya Noain

Trump recrudece la presión unilateral a Corea del Norte con nuevas sanciones

AFP / SAUL LOEB

Además de competición deportiva, los Juegos Olímpicos de Invierno que están teniendo lugar en Corea del Sur se han convertido en un duelo de propaganda entre Corea del Norte y Estados Unidos, dos países cada vez más enfrentados por los avances del régimen de Kim Jong-un en su programa nuclear. Y este viernes la Administración de Donald Trump ha decidido acometer una jugada de ataque, diseñada para mantener la presión sobre Pionyang después de que el mundo haya sido testigo del acercamiento diplomático entre las dos Coreas durante los Juegos. Lo ha hecho anunciando  el establecimiento de "las mayores sanciones" impuestas nunca a Corea del Norte, un castigo unilateral que pone en la diana a un individuo y 55 navieras y barcos de países sospechosos de estar violando sanciones previas de Naciones Unidas que impedían las importaciones de petróleo y las exportaciones de carbón norcoreanas.

Aunque Trump ha pasado de puntillas por las sanciones dedicándoles una sola frase al final de un discurso de hora y cuarto ante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), fuentes de su equipo y el secretario del Tesoro han detallado los castigos. Estos apuntan a barcos y navieras de Corea del Norte, China, Taiwán, Hong Kong, Singapur, Tanzania, Panamá, Comores e Islas Marshall. Excluyen, sin embargo, a barcos y entidades de Rusia, pese a que las autoridades estadounidenses sospechan que Moscú también está participando en el comercio ilegal en alta mar que ha estado permitiendo a Pionyang eludir parcialmente las sanciones comerciales impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU como castigo a sus ensayos nucleares y de misiles balísticos de largo alcance.

"Campaña de presión máxima"

"El presidente ha dejado claro a compañías de todo el mundo que si eligen financiar las ambiciones nucleares de Corea del Norte no harán negocios con EEUU", ha dicho en un comunicado el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin. No está claro cuán efectivas pueden ser las sanciones. Los analistas señalan que para aplicarlas habría que intervenir o inspeccionar barcos en alta mar, un paso que podría ser interpretado por Pionyang como un acto de guerra.

Su imposición, en cualquier caso, reafirma la línea dura de Washington frente a Corea del Norte. Y en una rueda de prensa junto al primer ministro australiano, MalcomTurnbull, Trump ha asegurado que "si no funcionan tendremos que pasar a la fase 2", una expresión críptica que apunta a la opción militar. "Puede ser algo muy duro y muy, muy desafortunado para el mundo", ha dicho. 

Diplomacia olímpica

El momento elegido para anunciar las sanciones no es casual. Las dos Coreas han protagonizado y escenificado señales de acercamiento durante los Juegos de Pyeongchang. La hermana de Kim Jong-un, Kim Yo-jong, acudió a la ceremonia de apertura y mantuvo un encuentro con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, al que trasladó una invitación oficial para visitar Corea del Norte y mantener un encuentro.

Kim coincidió también con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y aunque los surcoreanos gestaron un encuentro entre ambos, los norcoreanos se retiraron en el último momento. Pence ya había advertido antes de llegar a Pyeongchang que EEUU se esforzaría por frenar lo que llamó "propaganda norcoreana". 

0 Comentarios
cargando