Ir a contenido

Órganos consultivos de Mercosur y UE piden participar en negociaciones

EFE

Los órganos consultivos de Mercosur y de la Unión Europea (UE), integrados por empresarios, sindicatos y grupos civiles, pidieron hoy en Asunción participar en las negociaciones del acuerdo comercial entre ambos bloques.

El Foro Consultivo Económico Social (Fces) del Mercosur y el Comité Económico Social Europeo (Cese) de la Unión Europea piden intervenir a través de un Comité Mixto de Seguimiento.

"Solicitamos la participación del Fces y el Cese en el conjunto del acuerdo, tanto en su pilar político, como el pilar económico y el pilar de cooperación entre ambos bloques", dice el comunicado de esas organizaciones.

En el escrito también se pide "la puesta en marcha del Comité Mixto de Seguimiento previsto desde el inicio de las negociaciones, estructurado a través del Cese y el Fces para la negociación, implementación y monitoreo del Acuerdo".

Miembros del Fces y del Cese se reunieron estos días en Asunción al mismo tiempo que los negociadores del Mercosur y de la UE acuerdan posiciones en una ronda de negociaciones que se prolongará hasta el día 2 de marzo en la capital paraguaya.

Tras el encuentro, Fces y Cese leyeron ese comunicado conjunto, en el que también se enumeraron otras solicitudes.

La asesora de Relaciones Internacionales de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Argentina e integrante del Fces, Marita González, fue la encargada de leer el documento ante los medios.

Resaltó después las "esquivas respuestas" de la UE y el Mercosur ante sus demandas para "los puntos más sensibles" que afectan a los miembros de los dos bloques.

En ese sentido, el comunicado también apuesta por la inclusión en el acuerdo de "un capítulo sociolaboral" para garantizar el análisis y las propuestas si surgen desequilibrios en el mercado de trabajo.

"Tanto la UE como el Mercosur tienen una larga trayectoria en el ámbito del diálogo social y queremos que eso se plasme también en el acuerdo", precisó González.

Asimismo, se refirió al "deficitario trato especial y diferenciado" que están recibiendo los países con menor desarrollo, a la "excesiva liberalización comercial en materia de bienes" y a los "tiempos reducidos en desgravación arancelaria", entre 10 y 15 años.

El documento firmado por Fces y Cese también alude a la competencia desleal que puede surgir si se aceptan las "reglas de origen flexibles", que facilitarían la fabricación de productos en países de extrazona.

Otros miembros de estos órganos consultivos presentes en la reunión de hoy también manifestaron su incertidumbre ante la supuesta proximidad del pacto entre ambos bloques, como el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, denunció.

"Yo entiendo que una negociación con la UE va a traer desarrollo a nuestros países, pero yo no quiero que sea sobre nuestro cadáver", apuntó Felippo.

Por el lado europeo intervino el representante de Cese, Josep Puxeu, quien se refirió al Comité Mixto de Seguimiento como "lo mejor que les puede pasar a los negociadores".

En este sentido, también criticó una "opacidad" de las conversaciones y lamentó que se avance "sin tener en cuenta las realidades y las opiniones de los afectados".

El Mercosur y la UE consideran que existe predisposición y que es el momento político adecuado para concretar este acuerdo que negocian desde 1999.