Ir a contenido

ABUSOS EN LA SOLIDARIDAD

Intermón Oxfam ha sancionado a cuatro empleados por mala conducta sexual en cinco años

La rama española de la oenegé asegura que reforzará los mecanismos para detectar los casos de abusos sexuales

Un trabajador fue despedido por pagar servicios sexuales a una mujer con fondos de la organización

Rebeca Queimaliños

José María Vera, presidente de Intermón Oxfam, durante la rueda de prensa, en Madrid, el 15 de febrero.

José María Vera, presidente de Intermón Oxfam, durante la rueda de prensa, en Madrid, el 15 de febrero. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

Intermón Oxfam intenta recuperar contra reloj la credibilidad tras el escándalo de prostitución de Oxfam en Haití a través de un ejercicio de transparencia sin precedentes en el seno de la oenegé: la organización ha hecho públicos los casos de mala conducta sexual desde el año 2012. En concreto, cuatro trabajadores han sido sancionados por conductas sexuales reprobables en África y América Latina en los últimos cinco años.

En tres ocasiones, el agravio se produjo contra trabajadoras de la organización -sus autores fueron amonestados- y el cuarto caso está directamente vinculado al pago de servicios sexuales a una mujer con fondos de la oenegé. La persona implicada fue despedida. "Esos son los casos que hemos detectado en una entidad con 1.400 personas y 1.700 voluntarios. Un total de 3.100 personas comprometidas en la lucha contra la pobreza", ha explicado en rueda de prensa la directora adjunta de la filial española de Oxfam, Pilar Orenés, quien no resta importancia a los datos pero defiende la buena praxis general y enfatiza en los mecanismos existentes para detectar este tipo de conductas.

Conscientes de la gravedad de los hechos y la alarma social después de que 'The Times' revelase que trabajadores de Oxfam contrataron prostitutas en Haití tras el terremoto del 2011, el presidente de la filial española, José María Vera, ha anunciado un conjunto de medidas que se harán públicas en los próximos días. "Estamos dispuestos a introducir cambios regulatorios en el propio sector con las administraciones públicas y dispuestos a contactar con otras oenegés para coordinar medidas sectoriales y evitar así que delincuentes trabajen en ellas". Médicos Sin Fronteras reconocía este miércoles haber detectado 24 casos de acoso o abuso sexual en el 2017.

1.200 bajas

Un total de 1.200 socios de Intermón Oxfam han solicitado la baja en los últimos días. El objetivo prioritario de la organización es devolver la confianza a sus casi 200.000 asociados. La oenegé insiste en que protege a casi 20 millones de personas vulnerables en 90 países y remite al protocolo aprobado en el 2012 -precisamente a raíz del caso de Haití-, que permite detectar y censurar comportamientos reprobables en el seno de la organización.

La organización reconoce errores internos al haber decidido ocultar el escándalo. Pero defiende que se depuraron responsabilidades internamente en cuanto se conocieron los hechos. "La oenegé no pasó por alto los casos de prostitución de trabajadores de la rama británica de la organización en Haití. Se investigaron y se sancionaron. Se produjeron errores, pero no hubo inacción". La filial española no valora abandonar la matriz de Oxfam, sino reforzar protocolos conjuntos. "Es el momento de reconocer los hechos, pedir disculpas –con especial atención a las víctimas– y crear un sistema tan robusto que permita detectar este tipo de comportamientos intolerables". 

El Gobierno español no ha desaprovechado la ocasión de lanzar una carga de profundidad ideológica a través del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien ha asegurado que Oxfam es una de las oenegés "más beligerantes" a la hora de criticar políticas económicas que, a su juicio, son las que traen desarrollo económico en todo el mundo. "Debería cuidar más su casa que no hablar de las casas ajenas", ha puntualizado.

También en Asia

Mientras, los ecos del escándalo siguen resonando. Embajadores honoríficos de la entidad como el premio Nobel de la Paz surafricano Desmond Tutu, "profundamente decepcionado", y el cantante senegalés Baaba Maal han comunicado su renuncia, como ya hiciera la actriz británica Minnie Driver. Y la directora regional para Asia de Oxfam International, Lan Mercado, ha afirmado este miércoles que tiene constancia de denuncias en el pasado sobre abusos sexuales con eque afectan a la organización en el continente.

Mercado ha declarado a la cadena de televisión británica BBC que estos casos tuvieron lugar en Bangladés, Filipinas y Nepal entre el 2009 y el 2013, antes de que ella asumiera el cargo, aunque ha recalcado que la escala de estas prácticas «no es comparable» con lo ocurrido en Haití. 

0 Comentarios
cargando