Ir a contenido

ACOSO EN EL MUNDO DE LA COOPERACIÓN

Médicos sin Fronteras se enfrenta a 24 casos de agresión sexual

La dirección de la oenegé francesa ha recibido en el 2017 un total de 146 denuncias y ha despedido a 19 personas

Eva Cantón

Personal de MSF atiende a civiles en una clínica móvil en Al Khamis (Yemen).

Personal de MSF atiende a civiles en una clínica móvil en Al Khamis (Yemen). / MÉDICOS SIN FRONTERAS

El sector humanitario se ha vuelto a ver sacudido por las denuncias de acoso sexual. Tras el escándalo de la oenegé británica Oxfam, acusada de numerosos casos de abusos cometidos por su personal en diferentes misiones sobre el terreno, la organización Médicos sin Fronteras (MSF, por sus siglas en francés) ha anunciado este miércoles que ha recibido 146 denuncias o alertas en el 2017, de las cuales unas 40 han sido identificadas como casos de acoso o abuso. De ellas, 24 han sido consideradas como agresiones sexuales.

La organización, que cuenta con un total de 40.000 empleados fijos en todo el mundo, ha despedido a 19 personas implicadas en los hechos y ha tomado medidas disciplinarias, sancionado o suspendido a otros trabajadores de la organización afectados por las denuncias.

Según MSF, de los 24 casos denunciados están excluidos los que gestionan directamente los equipos de la organización en las diferentes misiones y que no han sido comunicados a la sede operativa de París, por lo que el número real de casos podría ser posiblemente mayor. “MSF es consciente de que los abusos están infravalorados”, admite la asociación.

Prevención y respuesta

La dirección de MSF se compromete de manera inequívoca a combatir los abusos y reforzar los mecanismos y procedimientos para prevenirlos así como para darles respuesta. Eso incluye reforzar los canales que permitan presentar una denuncia, a todos los niveles de la organización, y el apoyo a las víctimas y a quienes dan la voz de alerta”, sostiene la oenegé en un comunicado.

“Esperamos de todos nuestros empleados que actúen respetando la ética médica y los principios inscritos en nuestra carta, en la que se estipula que nuestro rol es proporcionar asistencia a las poblaciones vulnerables”, agrega.

Presente en 71 países

Fundada en París en 1971 por médicos y periodistas, MSF centra sus actividades en la asistencia médica humanitaria en zonas afectadas por guerras, epidemias o catástrofes naturales. Está presente en 71 países, especialmente en Irak, Yemen, República Democrática del Congo y Sudán del Sur, y sus recursos financieros proceden casi en exclusiva de las donaciones privadas. En 1999 fue galardonada con el premio Nobel de la paz.

Antes de conocerse las graves acusaciones contra Oxfam, las organizaciones humanitarias ya se habían visto sacudidas por escándalos similares, como el de los cascos azules de las Naciones Unidas en Nepal a principios de los años 2000, en la República Centroafricana, Haití, República Democrática del Congo o Costa de Marfil.