Ir a contenido

TENSIÓN POLÍTICA EN EL ESTE EUROPEO

Ucrania deporta a Polonia al opositor Saakashvili tras una espectacular detención

El arresto del exgobernador de Odessa, acusado de intentar derrocar al presidente Poróshenko, ha sido filmado en vídeo

Marc Marginedas

Se ha convertido en el más férreo opositor del Gobierno de Poroshenko. / ATLAS VÍDEO

Hace solo dos años y medio, el expresidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, apátrida tras ser desprovisto de la nacionalidad de su país de origen, aterrizó en Ucrania para colaborar con las autoridades emergidas de la revolucion de Maidán en su lucha contra la corrupción y la injerencia de la poderosa Rusia de Vladímir Putin en la política interna de Kiev.

Al principio, todo fueron parabienes y prebendas. Al mandatario se le concedió la nacionalidad ucraniana, y se le colocó al frente de una de las regiones más importantes del país, la de Odessa, con un importante puerto y fronteriza con la región prorrusa de Transdniéster, que aspira a separarse de la exrepública soviética de Moldavia, que a su vez estrecha lazos con Occidente.

La luna de miel entre los poderes fácticos en Kiev y el exjefe del Estado de Georgia hace ya tiempo que se acabó. Saakashvili dimitió de su puesto de gobernador en el 2016 y se enfrentó con el jefe del Estado, acusándole de corrupción, convocando masivas manfestaciones de protesta contra él y convirtiéndose en su más combativo opositor. El pulso entre los antiguos colaboradores ha ido a más en los últimos meses y el presidente ha llegado a acusar ante los tribunales a Saakashvili de intentar derrocarle.    

Detención espectacular

Las actividades del político georgiano en Ucrania, educado en EEUU y conocedor de varios idiomas, han acabado por irritar a las autoridades de Kiev. La policía local ha arrestado el lunes a Saakashvili en un restaurante de Kiev durante una espectacular operación que fue filmada y difundida posteriormente por los medios de comunicación. El arrestado fue transportado al aeropuerto, donde se le introdujo en un vuelo chárter con destino a Polonia.    

"Amo a Polonia, pero la lucha es en Ucrania y en Georgia; voy a batirme hasta el final....vamos a ganar este combate", ha declarado Saakashvili, en tono desafiante, tras llegar a Varsovia. El acusado cree que las actuales autoridades ucranianas, con sus elevados niveles de corrupción y su "falta de voluntad" para liuchar contra esa lacra, están traicionando el espíritu que llevó a los ciudadanos a arriesgar su vida y salir a la calle a desafiar y derrocar al Gobierno prorruso de Víktor Yanukóvich en el 2013 y 2014. 

El expresidente tampoco puede regresar al país que en un pasado no lejano dirigió. En enero fue condenado en ausencia por un tribunal de su país, después de que se instalaran en el poder sus adversarios políticos y arrancara una política de acoso contra él, que incluyó la retirada de la nacionalidad georgiana y una petición de extradición a Ucrania.

Formado en EEUU, al llegar al poder en Tbilissi, Saakashvili lanzó un audaz programa de reformas económicas para eliminar la herencia soviética de ineficacia y corrupción. Su suerte, sin embargo, cambió en el 2008, cuando lanzó al Ejército georgiano a recuperar la república de Osetia del Sur, que en el pasado se había levantado contra el Estado georgiano y disfrutaba de una independencia de facto, protegida por Rusia. 

La respuesta del Kremlin fue contundente y durante semanas los carros de combte rusos se pasearon por el territorio georgiano ante la impotencia del Ejecutivo presidido por Saakashvili, quien sufrió una dura humillación. En enero, fue condenado en ausencia por un tribunal georgiano, país que ya le había retirado la nacionalidad

0 Comentarios
cargando