GUERRA EN ÁFRICA

El drama de los niños soldado en una foto

Dos grupos armados de Sudán del Sur aceptan tras arduas negociaciones dejar en libertad a 311 de estos menores, 87 de los cuales son niñas

Uno de los niños soldado liberado en Sudán del Sur.

Uno de los niños soldado liberado en Sudán del Sur. / AFP / STEFANIE GLINSKI

Se lee en minutos

El Periódico / Barcelona

Las guerras que desde hace décadas sacuden diferentes parte de África suelen tener un denominador común, el uso de niños y niñas soldado, como el pequeño que aparece en la  fotografía, situado en formación junto a otros de mayor edad que fueron puestos en libertad la semana pasada en Sudán del Sur, después de que los grupos armados a los que pertenecían aceptaran tras arduas negociaciones dejarlos en libertad. 

Los pequeños fueron arrancados de sus familias simplemente secuestrados para utilizarlos como carñe de cañón. La mayoría son varones, aunque hay también muchas niñas que a menudo son violadas o sometidas a esclavitud sexual y otras formas de violencia sexual como esposas de mandos militares.

El niño de la fotografía pertenece al grupo de 311 menores, entre ellas 87 niñas, que fueron liberados por dos grupos armados en el marco de los esfuerzos por parte de la ONU para acabar con esta práctica en el país africano, según ha destacado la representante especial de la ONU para Niños y Conflicto Armado, Virginia Gamba. Se calcula que en este país hay 17.000 niños soldado. En todo el mundo se calcula que hay 300.000 que participan en 30 conflicto

La liberación de estos niños es la primera fase de un programa que prevé desmovilizar a 700 más en la región de Yambio, capital del estado de Equatoria Occidental. El regreso a sus hogares de los menores ha sido posible gracias a la colaboración de jefes religiosos y autoridades locales, que han participado en la negociación con los grupos armados.

Más recursos

Los pequeños han sido liberados en Yambio, la capital del estado de Equatoria Occidental, por el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán en Oposición (SPLM-IO) de Taban Deng Gai y por el Movimiento Nacional de Liberación de Sudán del Sur (SSNLM). "Estos niños ahora tienen una oportunidad de reconstruir sus vidas. No podemos abandonarles por eso pido a la comunidad internacional que apoye su reinserción aportando los recursos adecuados", ha reclamado Gamba en un comunicado.

La representante de la ONU ha pedido que todos los niños reclutados por las partes enfrentadas en el conflicto en Sudán del Sur, que estalló en diciembre de 2013, deben ser liberados, entregados a los socios civiles de protección de menores y protegidos de todo tipo de violaciones graves, tal como estipula el acuerdo de paz de 2015 y el acuerdo de cese de hostilidades de 2017.

Un grupo de 250 de estos menores se encuentra ya con personal de la oenegé World Vision, que se encargará de reunificarlos con sus familias y reintegrarlos en sus comunidades. El director de la oenegé en Sudán del Sur, Mesfin Loha, ha explicado que los menores han participado activamente en el conflicto o han realizado trabajo doméstico para los rebeldes.

Nueva esperanza

Te puede interesar

"Estamos particularmente preocupados por el número de niñas liberado, que han experimentado violencia sexual o de género. Les ofreceremos el apoyo para que tengan una nueva esperanza y den sentido a sus vidas", ha asegurado. "Los niños participarán en distintas formaciones profesionales, regresarán a la escuela o aprenderán los oficios locales para tener un medio de vida. Estas iniciativas ayudarán a los niños a tener la oportunidad de obtener un ingreso en el futuro y ayudarlos a salir del conflicto", ha explicado el responsable de World Vision. La oenegé contará con el apoyo de UNICEF.

"Los niños de Sudán del Sur ya han visto y experimentado una violencia inimaginable que está poniendo en peligro la próxima generación del país", ha denunciado Loha. "Se debe romper el ciclo de la violencia. Se debe priorizar la paz en Sudán del Sur, la educación y la igualdad de género para ayudar a la generación futura a construir una nueva nación", ha reclamado.