Ir a contenido

INMIGRACIÓN EN EEUU

La líder demócrata da el discurso más largo en la historia del Congreso de EEUU

Desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde, sin descansos y sólo con una botella de agua, Pelosi cargó contra el acuerdo presupuestario por dejar de lado la situación de los 'dreamers'

El Periódico

Nancy Pelosi durante su discurso de ocho horas en la Cámara de Representantes de EEUU.

Nancy Pelosi durante su discurso de ocho horas en la Cámara de Representantes de EEUU. / Reuters

La líder de los congresistas demócratas, Nancy Pelosi, ha batido este miércoles un récord en la Cámara de Representantes de Estados Unidos tras dar un discurso de más de ocho horas en defensa de los 'dreamers' ('soñadores'), los jóvenes inmigrantes sin papeles que llegaron a los Estados Unidos siendo niños.

Pelosi, líder del Partido Demócrata en la Cámara Baja, ha hecho un alegato en contra del acuerdo presupuestario al que han llegado los dos partidos estadounidenses en el Senado para evitar el cierre administrativo, que ha dejado fuera del trato la cuestión de los "soñadores". 

La congresista, de 77 años, ha comenzado su discurso a las diez de la mañana y lo ha terminado pasadas las seis de la tarde, en pie sobre unos zapatos de tacón y tan sólo bebiendo agua, mientras leía testimonios de jóvenes indocumentados. 

El acuerdo presupuestario conseguido en el Senado pretendía obtener de los repúblicanos un compromiso para abordar el debate migratorio en la Cámara Alta, pero dicho compromiso no ha sido emulado por el presidente del Congreso, el republicano Paul Ryan, por lo que Pelosi teme que los esfuerzos del Senado se queden estancados y los "soñadores" se vean expuestos a la deportación. 

"Como miembros del Congreso, tenemos la responsabilidad moral de protejer a los 'soñadores', que son el orgullo de nuestra nación y estadounidenses en todas las formas menos en papel", ha defendido la líder demócrata. 

El debate migratorio

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó acabar el próximo marzo con el programa de protección a los jóvenes indocumentados, conocido como DACA, impulsado por Barack Obama. A partir de esa fecha, cientos de miles de jóvenes, que llegaron al país siendo niños, que se han criado en EEUU y no conocen otro país, podrán ser objeto de deportación. 

Los demócratas trataron de forzar un acuerdo migratorio junto a la propuesta presupuestaria, pero la negativa republicana de unir ambas cuestiones terminó por provocar un cierre parcial administrativo al expirar los fondos aprobados para el Gobierno hace dos semanas.

Pese al acuerdo alcanzado en el Senado, la oposición demócrata liderada por Pelosi podría causar un nuevo escollo en las negociaciones presupuestarias si Ryan no da su brazo a torcer.