Ir a contenido

CONFLICTO EN ORIENTE PRÓXIMO

Pence anuncia en Israel que EEUU trasladará su embajada a Jerusalén a final del 2019

Abbás pide en Bruselas a los ministros de Exteriores de la UE que reconozcan al Estado palestino

El presidente de la ANP asegura que este gesto abriría las puertas a la paz pero la petición divide a los 28

Agencias / Silvia Martinez

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, en la Knesset, este lunes 22 de enero.

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, en la Knesset, este lunes 22 de enero. / EFE / ARIEL SCHALIT

Pese a la indignación de los palestinos y la reprobación internacional que provoca la medida, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, ha anunciado este lunes que el traslado de la embajada estadounidense de Tel-Aviv a Jerusalén se producirá antes de final del 2019. Pence ha hecho esta declaración durante un discurso en la Knesset, el Parlamento de Israel, donde se encuentra de visita. Los diputados israelís han acogido el anuncio con un fuerte aplauso.

Momentos antes, cuando Pence iniciaba su intervención, una docena de diputados árabes de la Knesset han sido expulsados de la Cámara en medio de una bronca descomunal cuando se han levantado exhibiendo carteles que proclamaban que Jerusalén Este es la capital de Palestina.

Recibido con todos los honores por los israelís y vilipendiado por los palestinos, Pence llegó el domingo por la noche a Israel en una visita de menos de 48 horas marcada por la decisión sobre Jerusalén anunciada por el presidente de EEUU, Donald Trump, el 6 de diciembre. En su discurso de este lunes ante el Parlamento, Pence ha repetido que "Jerusalén es la capital de Israel".

Abbás en Bruselas

Mientras esto ocurría, y prueba de la ruptura del consenso internacional que ha causado la decisión de EEUU, los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), se reunían en Bruselas con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbás, y ratificaban el apoyo europeo a que el futuro Estado palestino tenga la capitalidad en Jerusalén Este.

Pero la UE busca sobre todo relanzar las negociaciones de paz. En diciembre escuchó al primer ministro de Israel, Binyamín Netanyahu, y este lunes ha recibido a Abbás, para hablar sobre cómo desatascar un proceso que lleva años estancado. Durante su visita, el líder palestino ha reivindicado el reconocimiento de un Estado palestino como vía hacia la paz, que haga contrapeso a la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, pero esta posibilidad sigue dividiendo a los 28.

"Respetamos la posición de la Unión Europea y pensamos que es un socio verdadero y amigo. Pedimos a los estados miembros que reconozcan lo antes posible al Estado de Palestina. No hay contradicción entre el reconocimiento y la reanudación de las negociaciones (de paz", ha asegurado Abbás. El líder palestino considera que este gesto europeo podría abrir "las puertas a la paz" y "animar al pueblo palestino" en un momento de estancamiento total de las negociaciones y poner los mimbres para lograr una solución "justa".

Pero al igual que Netanyahu el pasado 11 de diciembre, cuando pidió a la UE el reconocimiento europeo de Jerusalén como capital de Israel, Abbás se ha llevado el no por respuesta. El motivo, los 28 siguen discrepando sobre la idoneidad de reconocer a Palestina, algo que solo han hecho hasta ahora una decena de estados miembros, entre los que figuran Suecia, Chipre, Malta y algunos socios del Este. Otros, como Francia o el Reino Unido, solo lo harán en el marco del proceso de paz y como resultado de un eventual acuerdo entre israelís y palestinos que hoy por hoy no está en el horizonte.

Acuerdo de Asociación

El único gesto que la UE podría hacer, aunque este lunes tampoco ha estado sobre la mesa durante la reunión con Abbás, es la posibilidad de negociar un Acuerdo de Asociación entre la UE y la Autoridad Palestina, como el que ya existe con Israel. Una señal positiva, a juicio de Francia, que otros socios como España están dispuestos a examinar, aunque el asunto "no está maduro", admiten fuentes diplomáticas, y solo podría firmarse una vez se constituyera el estado palestino.

Un mensaje simbólico aunque importante para los palestinos tras la decisión de Trump del pasado 6 de diciembre de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. "Claramente hay un problema con Jerusalén, diciéndolo con un eufemismo diplomático", ha reconocido la alta representante para la política exterior de la UE. Aún así, Federica Mogherini no se ha tomado mal el anuncio del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, de trasladar su embajada a Jerusalén a finales de 2019. "No es ninguna bofetada. La posición era conocida", ha opinado. También se ha referido a la congelación de fondos a los palestinos por parte de EEUU y ha recordado que la ayuda es esencial y que reducirla podría "generar inestabilidad" y dañar el proceso de paz.

Por último, Mogherini ha vuelto a reconocer que "la única solución pragmática y realista para Jerusalén debe venir de negociaciones directas" y que "debe ser la capital de los dos estados". Admite, no obstante, que la búsqueda de la paz debe ser un esfuerzo internacional, en un marco multilateral que debe incluir a EEUU porque ningún acuerdo será creíble sin el apoyo de la administración norteamericana. "El único sin el otro no tendrá éxito y la cuestión es que necesitamos hacerlo juntos", ha proclamado la italiana tras el encuentro. "Necesitamos sumar", ha subrayado reclamando un Cuarteto ampliado a países de la región y también a Noruega.

0 Comentarios
cargando