Ir a contenido

PROTESTA MASIVA

La resistencia a Trump crece y se moviliza en EEUU

Cerca de 6.000 grupos forman parte de un movimiento descentralizado de rechazo al presidente estadounidense y su eje central son mujeres, muchas de las cuales están dando el salto a la política

Idoya Noain

Numerosas personas de la comunidad haitiana participan en una protesta contra el racismo y Trump en Nueva York este viernes.

Numerosas personas de la comunidad haitiana participan en una protesta contra el racismo y Trump en Nueva York este viernes. / EFE / ALBA VIGARAY

La toma de posesión de Donald Trump no fue, por más que él y su equipo lo repitieran, la que más público tuvo en la historia. Sin embargo, la manifestación que tuvo lugar al día siguiente, la Marcha de las Mujeres, sí logró una movilización sin precedentes en Estados Unidos: cerca de cuatro millones de personas tomaron las calles en cientos de localidades de todo el país. Durante los 12 meses siguientes se han mantenido las protestas (cientos cada mes según la contabilidad de la estudiosa de resistencia civil Erica Chenoweth y el politólogo Jeremy Presman). Se produjeron orgánicamente en los aeropuertos ante el dictado del primer veto a los musulmanes, o cuando Trump sacó a EEUU del Acuerdo de Parísentre otras ocasiones. En el primer aniversario vuelven las grandes marchas, 389 este fin de semana. Pero la resistencia a Trump es mucho más.

En un año en el que se han disparado de forma sostenida las donaciones a organizaciones progresistas como la Unión Americana de Libertades Civiles, el medioambientalista Sierra Club, la red de salud reproductiva Planned Parenthood o MoveOn también está floreciendo una nueva era de activismo. En zonas rurales, urbanas y suburbios se despliega un movimiento de movimientos presentes en todos y cada uno de los 435 distritos electorales.

Funcionan de forma descentralizada y con diversas agendas y en ellos las mujeres juegan un papel clave. Números sin precedentes de ellas están dando el salto a la política o considerándolo (22.000 han consultado con Emily’s List, el mayor grupo dedicado a la elección de mujeres). Y ya se ha demostrado su poder y su efecto en las urnas, dando esperanzas a los demócratas de lograr una ola azul en las legislativas de noviembre.

Miles de grupos

Para entender el alcance del fenómeno se puede mirar a 'Indivisible', una organización que nació originalmente como una guía preparada por antiguos empleados del Congreso ofreciendo sugerencias y pistas sobre cómo organizarse ante la presidencia de Trump y el control republicano. Hoy es una red con la que se han afiliado al menos 6.000 grupos. En su momento álgido el Tea Party tuvo entre 800 y 1.000.

“Los grupos determinan qué tipo de agenda activista tiene más sentido para ellos dependiendo de dónde están, cómo son sus comunidades y cuál es la situación política”, ha explicado Ezra Levin, cofundadora y codirectora del grupo. Y central en su filosofía, según otra cofundadora y codirectora, Leah Greenberg, es luchar la lucha que toca. “El año pasado era la organización comunitaria. Este año es electoral. Noviembre es a vida o muerte”, le ha dicho a la NBC.

La esperanza de los demócratas

A todos los niveles la resistencia está forjando una alianza con el Partido Demócrata, o viceversa. Grupos como Socialistas Demócratas de América, asociado al excandidato presidencial demócrata Bernie Sanders y que ha pasado de 5.000 miembros a 30.000 tras la elección de Trump, tienen una agenda más radical en busca de la igualdad o crítica con el capitalismo, pero han mostrado su disposición a trabajar con los demócratas y sus candidatos. Y la tesis dominante parece ser la que ha manifestado la escritora Rebecca Solnit: “Aunque los demócratas no son la revolución, son la alternativa actualmente disponible a los republicanos ”.

El foco de la mayoría de los grupos está en lo local y en lo estatal, aunque tampoco se pierde de vista a Washington. Y la formación que se vio derrotada con Hillary Clinton como su candidata vuelve a tener esperanzas. En el Congreso los demócratas necesitan ganar dos escaños en el Senado 24 en la Cámara Baja.

Nada habla mejor de sus opciones que el miedo que tienen los republicanos. Recientemente a Trump le hicieron una presentación de diapositivas con previsiones. Tras verla prometió reforzar sus actos de campaña para recaudar fondos.

0 Comentarios
cargando