Ir a contenido

Lucha por la igualdad

Sri Lanka anula una enmienda que permitía a las mujeres la compra de alcohol

El presidente retirará el anuncio del ministro de Finanzas en el que aseguraba que cambiaría la normativa para permitir a las mujeres la compra de bebidas alcohólicas

El Periódico

Una mujer sosteniendo una bebida alcohólica en un bar. 

Una mujer sosteniendo una bebida alcohólica en un bar.  / fnadeu@gmail.com

Las mujeres seguirán sin poder comprar alcohol en Sri Lanka. Cinco días después de que el ministro de Finanzas, Mangala Samaraweera, anunciara una enmienda para cambiar la ley que, a día de hoy, prohíbe a las féminas la compra de bebidas alcohólicas, el presidente del país, Maithripala Sirisena, ha obligado al ministro a rectificar.

"A partir de este lunes, la orden del ministro quedará invalidada" ha anunciado Sirisena en un evento electoral en el distrito costero de Kalutara, en el oeste del país. El presidente no ha explicado los motivos de la nueva decisión, sin embargo, la resolución ha coincidido con varios enfrentamientos en algunos sectores donde predomina la población budista.

El Movimiento Nacional para la Protección de los Derechos de los Consumidores en Sri Lanka acusó al ministro de promover el consumo de alcohol y ha presionado al Gobierno de Sirisena para que tomara las medidas necesarias y retirara la nueva orden.

Fomentar el mercado negro

Por otra parte, la enmienda de Samaraweera también permitía a las mujeres trabajar en bares, otra de las restricciones que prevé la ley actual, pero el comunicado del presidente no especifica si esta medida también se anulará. Según Samaraweera, la orden vigente solo hace que fomentar el mercado negro de bebidas alcohólicas y, en consecuencia, privar al estado de grandes ingresos.

La ordenanza de impuestos, vigente desde 1979 e impuesta por la jerarquía budista que gobernaba en la época, prohíbe no solo a las mujeres, sino también a miembros del cuerpo policial o de las Fuerzas Armadas, la compra de bebidas alcohólicas.

Los supermercados del país aplican la ley al pie de la letra. Sin embargo, otros establecimientos no se toman la normativa con la misma rigidez. En la mayoría de discotecas y restaurantes de alto rango, donde abunda la presencia de turistas, se sirve alcohol a las mujeres, sin ninguna restricción

0 Comentarios
cargando