Ir a contenido

diálogo en santo domingo

El Gobierno y la oposición de Venezuela avanzan en la negociación de un acuerdo

El ministro venezolano de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, afirma que están "muy cerca" de llegar a un pacto

Abel Gilbert

El ministro venezolano de Comunicacion y Cultura, Jorge Rodriguez, con otros miembros de la delegación del Gobierno en la negociación con la oposición en Santo Domingo.

El ministro venezolano de Comunicacion y Cultura, Jorge Rodriguez, con otros miembros de la delegación del Gobierno en la negociación con la oposición en Santo Domingo. / EFE / ORLANDO BARRIA

El Gobierno y la oposición parecen encaminarse a un acuerdo que facilite la salida política a la crisis de una Venezuela donde desde el 2014 el PIB ha caído más del 40%. El ministro de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, Miguel Vargas, fue, en su condición de anfitrión, el encargado de dar a conocer las primeras señales positivas. Vargas calificó de “exitosa” la ronda del viernes y esa impresión se confirmó el sábado. Pero habrá que esperar hasta el próximo jueves para conocer si todo sigue por la misma senda.

“La delegación que nos representa hizo una serie de propuestas creíbles y avanzadas para el bienestar de los ciudadanos”, dijo el presidente Nicolás Maduro. El jefe de la delegación chavista, Jorge Rodríguez, aseguró que, por primera vez, las dos partes se han “acercado a puntos de acuerdo de manera profunda”. Habló además de “progresos sumamente importantes en los puntos de confluencia”, aunque se abstuvo de dar detalles al respecto. “Nada está resuelto hasta que todo está resuelto”, dijo Julio Borges, el presidente de la Asamblea Nacional por Primero Justicia, y jefe de la delegación opositora. Pero reconoció que hubo “acercamientos importantes” en distintos temas de comida. “Tenemos la convicción de que hay puntos importantes en los que hemos podido avanzar. Tenemos una responsabilidad con todos los venezolanos para construir una solución que permita superar la dolorosa crisis que vive el país”.

Proceso complejo

La tercera ronda de negociaciones se inició el pasado jueves y sumó de manera gradual a representantes de Chile, México, Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas, que sirven de garantes de este complejo proceso en el que también participan el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y el actual mandatario dominicano, Danilo Medina.

No es la primera vez que el chavismo y la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) se sientan a una mesa de negociaciones. De hecho, las partes dialogaron a lo largo del 2016 a instancias del Vaticano y con la mediación de Zapatero. Pero esa tentativa naufragó y, en los hechos, abrió la puerta al ciclo de violencia de entre abril y julio pasados, en el que fallecieron decenas de personas. La magnitud de las protestas en la calle se redujo sustancialmente después de los comicios constituyentes, que permitieron al chavismo retomar la iniciativa. La oposición entró un laberinto y se hicieron visibles las grietas de la MUD, derrotada luego en las elecciones regionales y municipales. Es en este contexto que el 1 de diciembre el Gobierno y la oposición volvieron a apostar por el diálogo, sin dejar de expresar su desconfianza mutua.

El pliego de exigencias

La MUD pide como prenda de paz la apertura de un canal humanitario que permita el envío de medicinas y alimentos al país, garantías electorales cara a las presidenciales previstas para este año, la liberación de los presos por razones políticas y la restitución de los poderes constitucionales de los que fue despojada en la práctica la Asamblea Nacional, el Parlamento, desde que entró en funciones la Asamblea Constituyente. El chavismo no ha dejado de repetir a lo largo de estos años de enfrentamiento que la MUD es apenas un eslabón interno de una conjura que proviene de Washington. Lo que exige a sus adversarios es que reclamen el levantamiento de las sanciones económicas, que provocan verdaderos estragos sociales.

El diputado chavista Ángel Rodríguez afirmó que Estados Unidos ejerce “fuertes presiones” para que la oposición abandone  la mesa de un diálogo que, según la Unión Europea (UE), debe llegar a “soluciones acordadas para abordar las necesidades urgentes de la población”. Mientras se dialoga en la República Dominicana, los venezolanos siguen llorando víctimas fatales. Las manifestaciones contra la escasez y los saqueos en el estado de Mérida dejaron cuatro muertos, 10 heridos y varios detenidos.

En tanto, las autoridades de Curazao confirmaron el hallazgo de un quinto cuerpo que correspondería a otro de los venezolanos que murieron ahogados el miércoles frente a las costas de la isla, tratando de abandonar su país. La MUD habla de “balseros” venezolanos y los equipara los cubanos.

Temas: Venezuela

0 Comentarios
cargando