Ir a contenido

EL PROGRAMA

Estos son los puntos que Merkel y Schulz han pactado para un nuevo Gobierno en Alemania

El preacuerdo para reeditar una gran coalición incluye cambios en política migratoria, reducción de impuestos, más medidas sociales y la alianza con Francia para refundar la UE

Carles Planas Bou

Merkel y Schulz, durante la rueda de prensa conjunta, este viernes.

Merkel y Schulz, durante la rueda de prensa conjunta, este viernes. / AFP / JOHN MACDOUGALL

Alemania se encamina hacia un nuevo Gobierno de gran coalición formado por conservadores (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD). Con el preacuerdo alcanzado este viernes, la cancillera Angela Merkel y los de Martin Schulz han conseguido limar asperezas y discrepancias para poner sobre la mesa las primeras ideas para un programa de gobierno conjunto que “no es superficial”, avisan. Estos son los cuatro puntos principales del documento signado tras 24 horas de negociación.

1) Menos refugiados

Condicionados por el discurso de la ultraderecha, el debate migratorio ha sido uno de los temas más espinosos en Alemania de los últimos años. No ha sido diferente en esta primera ronda de negociación, donde SPD y CSU mantienen posiciones muy alejadas. Sin embargo, han acordado limitar la reunificación familiar de refugiados a 1.000 casos mensuales y tan solo "bajo razones humanitarias". A cambio se cancelará la acogida de 1.000 refugiados mensuales procedentes de Grecia e Italia. Hasta que el plan entre en vigencia, la reunificación familiar quedará suspendida para los que reciban subsidios del Gobierno. Los conservadores han asegurado que pretenden limitar la acogida a entre 180.000 y 220.000 refugiados al año.

En el preacuerdo también figura un plan para destinar hasta 8.000 millones de euros al programa de ayuda e integración de los refugiados aunque se agilizará el sistema de deportación de aquellos que provengan de países considerados seguros.

2) Refundar Europa

Aunque fue un tema prácticamente olvidado durante la campaña electoral, la renovación de la Unión Europea (UE) ha vuelto a centrar la atención política alemana durante la fase de negociaciones, con un Schulz pidiendo unos "Estados Unidos de Europa" para el 2025. El preacuerdo entre CDU y SPD es todo un guiño a esa refundación propuesta por el presidente francés Emmanuel Macron. Así, se propone la creación de un presupuesto común para la estabilización económica y las reformas estructurales de la Eurozona, una mayor contribución económica alemana, desarrollar el eje franco-alemán para ir de la mano en cuestiones europeas e internacionales y la creación de un fondo monetario europeo bajo supervisión parlamentaria. En Berlín tampoco se ha descartado la posible adhesión de Turquía al club comunitario así como la de otros países.

El preacuerdo entre Merkel y Schulz es una señal positiva para Bruselas. La bolsa ha reaccionado con optimismo a la noticia y el euro ha crecido por tercer día consecutivo hasta su mejor nivel en los últimos tres años.

3) Más gasto social, menos impuestos

Alemania tiene los medios para ser generosa y gastar más. Y es que con un superávit de hasta 38.400 millones de euros registrado el 2017, el cuarto año consecutivo, y un PIB que ha crecido un 2,5% con el mayor ritmo en seis años las arcas públicas alemanas nunca habían estado tan llenas. Así, los conservadores se han centrado más en materia fiscal, impulsando una rebaja de impuestos de 10.000 millones de euros hasta el 2021. El SPD no ha podido acordar un aumento de impuestos para los más ricos ni eliminar el seguro médico privado, como pretendía.

Por su parte, los socialdemócratas han presionado para que se incluya en el preacuerdo un plan de inversión de hasta 5.950 millones de euros en educación, infraestructuras, investigación y digitalización y otros 4.000 millones en políticas sociales como la promoción de la vivienda social. A pesar de que el desempleo, del 5,5%, es el menor en 25 años, la cifra oculta una creciente desigualdad social y un riesgo de pobreza para la población que ha llevado a que el número de personas sin casa haya crecido un 150% desde el 2014, hasta los 860.000 casos actuales. Otro de sus grandes logros es la inclusión de que el nivel de pensión no caiga por debajo del 48% para el 2025.

4) Medio ambiente, armas y defensa

Después de llegar a acuerdos en los tres puntos que suponían un mayor obstáculo, CDU/CSU y SPD han asegurado que trabajaran de la mano en otros aspectos como su intención de que el 65% de la energía provenga de fuentes renovables para el 2030. En ese sentido, no se menciona un recorte en el perjudicial uso y abuso del carbón por parte de las empresas alemanas ni los objetivos en la reducción de emisiones contaminantes que Alemania va en camino de incumplir.

Por otro lado, se ha propuesto una mayor limitación en la exportación de armas y la prohibición inmediata de la venta a países que participen en el conflicto en Yemen. Eso incluiría a la vecina Arabia Saudí, estrecha aliada de Alemania en la región, líder en la coalición que bombardea incesantemente al país vecino y uno de los principales clientes de complejo militar-industrial alemán.

En el plano doméstico se crearán 15.000 nuevos puestos de trabajo para la policía, se reforzarán los sistemas de seguridad y se pretende modernizar el aparato judicial.

0 Comentarios
cargando