Ir a contenido

CONFLICTO EN ORIENTE PRÓXIMO

Trump amenaza con retirar las ayudas económicas a Palestina

El presidente de EEUU acusa a los palestinos de negarse a negociar con Israel y Ramala asegura que no aceptará su "chantaje"

Ricardo Mir de Francia

Estudiantes palestinos quemando una bandera de Estados Unidos durante una manifestación anti-israelí en la universidad de Hebrón, en la región de Cisjordania.

Estudiantes palestinos quemando una bandera de Estados Unidos durante una manifestación anti-israelí en la universidad de Hebrón, en la región de Cisjordania. / AP / NASSER SHIYOUKHI (AP)

Donald Trump parece dispuesto a utilizar la coerción económica para forzar a los palestinos a sentarse a negociar con Israel, una de sus principales apuestas en política exterior. En uno de sus primeros tuits del año, el presidente de Estados Unidos ha acusado a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de negarse a hablar de paz con el Estado judío y ha amenazado con retirarle las ayudas económicas si no cambia de actitud. Sus palabras han tenido continuidad en las Naciones Unidas, donde la embajadora estadounidense, Nikki Haley, ha propuesto dejar también sin fondos a la UNRWA, la agencia de la ONU que presta servicios a los cerca de cinco millones de refugiados palestinos. Washington es el principal donante de la UNRWA.

"Pagamos a los palestinos cientos de millones cada año y no nos muestran aprecio ni respeto", ha escrito Trump en las redes sociales para ventilar su frustración. "Si los palestinos no quieren seguir hablando de paz, ¿por qué deberíamos hacerles estos masivos pagos en el futuro"?. 

Desde la firma de los Acuerdos de Oslo en 1993, que dieron pie a la creación de un Gobierno autónomo palestino en Gaza y Cisjordania, EEUU ha aportado cerca de 5.000 millones de dólares para apuntalar el presupuesto de la ANP y financiar las actividades de la UNRWA. El año pasado dedicó 355 millones a la agencia de la ONU que gestiona la educación o la sanidad en los campos de refugiados, y contribuyó con otros 300 millones adicionales al presupuesto del Gobierno de Ramala.

La capitalidad de Jerusalén

El desencuentro entre las dos administraciones es consecuencia directa de las acciones de la Casa Blanca. El mes pasado Trump torpedeó sus propios planes para relanzar las negociaciones al reconocer oficialmente Jerusalén como capital de Israel y anunciar el futuro traslado de la embajada estadounidense a la Ciudad Santa desde Tel Aviv. Su decisión provocó un rechazo internacional mayúsculo, expresado en una resolución de repulsa en la Asamblea General de la ONU que apoyaron 125 países, e hizo que la ANP afirmara que EEUU ha perdido la credibilidad como mediador en el conflicto.

"No nos van a chantajear", ha asegurado este miércoles la veterana legisladora palestina Hanan Ashwari. "El presidente Trump ha saboteado nuestra búsqueda de la paz, la libertad y la justicia, y ahora se atreve a culpar a los palestinos de las consecuencias de sus acciones irresponsables". La Casa Blanca no ha presentado hasta la fecha el plan con el que supuestamente pretende relanzar las negociaciones, pero sí ha demostrado reiteradamente su sintonía con el Gobierno de extrema derecha que manda en Israel y que sigue expandiendo las colonias judías en el territorio donde debería levantarse el futuro Estado palestino. En la última campaña electoral, su primer ministro, Binyamin Netanyahu, declaró que nunca permitirá la creación del Estado palestino y, esta misma semana, su partido, el Likud, aprobó una resolución para que Israel se anexione los asentamientos.

Subvenciones

La retirada de la financiación estadounidense dejaría muy mermadas las ya enclenques arcas palestinas, cuyo Gobierno ha vivido de las subvenciones de la comunidad internacional desde sus orígenes. Como potencia ocupante, Israel debería asumir el coste económico de la administración de los territorios, pero las ayudas foráneas, que supuestamente iban a ser temporales, le ha permitido trasladar sus obligaciones a los contribuyentes europeos, japoneses o estadounidenses.

Trump no solo ha esgrimido su concepción mercantilista de la política exterior con los palestinos. En su primer tuit del año acusó a Pakistán de proteger a los "terroristas" afganos y reírse del liderazgo estadounidense con sus "engaños y mentiras". La Administración estadounidense ha confirmado este miércoles que, como castigo a las políticas paquistanís, bloqueará 255 millones de dólares en ayudas a las que se había comprometido para este año. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.