Ir a contenido

DILEMA ÉTICO

Los médicos alemanes se oponen a las pruebas de edad para los refugiados

El colegio profesional ha expresado su negativa a la aplicación de una medida que consideran poco ética y que ha sido solicitada por varios miembros de la Unión Socialcristiana (CSU)

El Periódico

Un grupo de refugiados e inmigrantes en el sur de Dinamarca tras haber cruzado la frontera con Alemania. En una foto de archivo. 

Un grupo de refugiados e inmigrantes en el sur de Dinamarca tras haber cruzado la frontera con Alemania. En una foto de archivo.  / AP / Ernst van Norde (AP)

El Colegio Federal de Médicos en Alemania (Bundesärztekammer) se ha opuesto a realizar pruebas médicas para comprobar la edad de los jóvenes que pidan asilo en el país. La institución ha expresado su desacuerdo después de que la Unión Socialcristiana (CSU), coalición aliada del Gobierno de Ángela Merkel, pidiera que las pruebas se establecieran como obligatorias para este colectivo.

En un comunicado, el colegio profesional ha señalado que la introducción de esta medida significaría una "intromisión a la integridad física de la persona". El presidente de la asociación, Frank Ulrich Montgomery, ha asegurado que los test "afectarían el bienestar de los refugiados o inmigrantes". Además, Montgomery ha recalcado que existe un margen de error importante en el resultado de este examen y que "las investigaciones son complejas, caras y cargadas de incertezas".

Petición voluntaria

Desde el 2016, la realización de estas pruebas es voluntaria en todo el país y puede ser solicitada por refugiados y por personas que hayan pedido el asilo. Muchos jóvenes llegan a Alemania sin sus padres, sin documentos que confirmen su edad y sin recursos para sobrevivir. Las ayudas que reciben dependen de si son o no mayores de edad y consisten en apoyo económico, un lugar donde dormir, la posibilidad de ir a la escuela y la asistencia de un tutor legal.

Según la Agencia Federal de Migración y Refugiados (BAMF, en sus siglas en alemán), la cantidad de inmigrantes y solicitantes de asilo en Alemania ha incrementado notablemente durante los últimos años, sobre todo el caso de jóvenes que llegan sin acompañantes. Datos de la BAMF registraron que, solo en el 2016, los solicitantes de asilo alcanzaron los 745.545.

Caso polémico

Las peticiones por parte de personalidades de la esfera política alemana han aumentado después de que una chica alemana de 15 años muriera acuchillada. El caso se hizo mediático porque el supuesto asesino era un joven afgano refugiado que llegó a Alemania sin sus padres. El chico había asegurado que tenía 15 años, sin embargo el padre de la víctima pidió que se sometiera a un test para comprobar su verdadera edad.

Después de estos acontecimientos, el ministro de Interior de la región de Baviera, Joachim Hermann, miembro del CSU, pidió que se aplicara una "regulación estricta en la comprobación médica de la edad de todos los solicitantes de asilo que no sean claramente reconocibles como niños".

El test para comprobar la edad de una persona es conocido como una artroscopia de Roentgen y consiste en una evaluación médica de la apariencia física y un análisis de los dientes, los huesos de la mano y la clavícula a través del uso de rayos X. Este último procedimiento es el que ha causado más controversia ética entre el gremio de médicos alemanes, ya que supone una intromisión en la integridad física de personas que no han cometido ningún crimen

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.