Ir a contenido

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Los casos de cólera en Yemen llegan ya al millón

Médicos sin Fronteras alerta de que ahora se ha añadido una epidemia de difteria

El Periódico / Ginebra

Combatientes de una tribu leal al movimiento huti exhiben sus armas, este jueves 21 de diciembre.

Combatientes de una tribu leal al movimiento huti exhiben sus armas, este jueves 21 de diciembre. / REUTERS / MOHAMED AL-SAYAGHI

En medio de la guerra, los casos de cólera en Yemen se cifran ya en un millón, según ha anunciado este jueves el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), mientras la coalición internacional que lidera Arabia Saudí continúa bombardeando a los rebeldes hutís, aliados de Irán.

"Los casos de cólera han llegado a la barrera del millón, lo que amplía el sufrimiento de este país sometido a una guerra brutal, ha indicado el CICR. Esta cifra ya había sido avanzada por algunas oenegés que trabajan en el país y que se lamentaban de que el conflicto de Yemen ha caído en el olvido.

Entre el 27 de abril y el 8 de noviembre del 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registró 913.741 casos sospechosos de cólera en Yemen y 2.196 muertes por esta enfermedad. Según Médicos sin Fronteras (MSF) ha habido 2.225 muertos por cólera.

Por si ello no fuera suficiente, ahora ha surgido en el país una epidemia de difteria, según MSF. "Ahora que el cólera empieza a disminuir vemos un brote de difteria, con 312 casos (desde octubre), de los cuales 35 han muerto, lo que indica una mortalidad del 10%, pero que en el caso de los niños menores de 5 años es del 25 %", ha alertado el representante de MSF en Yemen, Marc Poncin.

A pesar de que no se prevé una multiplicación de casos al mismo ritmo que el cólera, la difteria preocupa a los especialistas porque se trata de una enfermedad que prácticamente había desaparecido gracias a las políticas de inmunización, por lo que su reaparición complica su tratamiento.

Además del Yemen, sólo hay tres focos epidémicos de difteria en el mundo: entre los refugiados rohinyás de Bangladesh, en Venezuela y en Indonesia.

Dependiente de la ayuda internacional

Se trata, sin embargo, de una enfermedad que, como el cólera y otras, ha reaparecido en el Yemen a causa de la guerra, que ha provocado que el sistema de salud sea totalmente dependiente de la ayuda internacional. Al menos la mitad de instalaciones médicas yemenís están destruidas o funcionan parcialmente.

La difteria causa una infección aguda de las vías respiratorias y puede producir la muerte del enfermo por asfixia e insuficiencia cardiaca.

MSF está respondiendo a esta emergencia en los centros médicos que tiene en distintas áreas del país, particularmente en las más afectadas por el conflicto armado, que se agravó a partir de abril de 2015, cuando una coalición militar liderada por Arabia Saudí intervino contra la rebelión de los hutís.

Sin embargo, Poncin subraya que atender a los enfermos es muy complicado por los niveles de violencia y porque para cualquier movimiento en favor de la población se debe recibir una autorización previa de la coalición saudí o de los rebeldes, dependiendo de quien ejerza el control en la zona. 

Sin embargo, MSF descarta que la difteria pueda extenderse como lo hizo este año el cólera, ya que su transmisión no es tan fácil. Mientras el cólera se transmite por el agua contaminada, la difteria se contagia a través de la saliva u otra secreción de la persona contaminada.

Sobre la evolución del cólera, MSF señala que la epidemia prácticamente ha concluido, pero consideró "inevitable" un rebrote a partir de abril, cuando empiece nuevamente la temporada de lluvias.

0 Comentarios
cargando