Ir a contenido

TRAGEDIA CERCA DE PERPINYÀ

Arrecia la polémica en Francia por el accidente del bus escolar

Los testigos ofrecen versiones contradictorias sobre si las barreras del paso a nivel de Millas estaban bajadas o no

Afp

Investigadores en el lugar del accidente de Millas.

Investigadores en el lugar del accidente de Millas. / AFP / RAYMOND ROIG

Los investigadores siguen sin poder aclarar las causas del choque entre un tren y un autobús escolar que costó la vida de cinco niños el pasado jueves en un paso a nivel de Millas, en el sur de Francia, cerca de Perpinyà. La clave está en la posición de las barreras en el momento del accidente, pero los testimonios recogidos por la investigación siguen siendo contradictorios: "Hay testigos que afirman que la barrera estaba cerrada y otros que estaba abierta. No hemos completado las investigaciones", ha dicho este sábado el fiscal de Marsella Xavier Tarabeux, tras visitar el lugar de los hechos.

En su primera declaración ante los investigadores, la conductora del autobús, que resultó herida, ha asegurado que las barreras estaban "levantadas" cuando cruzó las vías.

Tira y afloja

Esta afirmación, que ya había sido adelantada por la empresa propietaria del vehículo, ha "sorprendido" al operador ferroviario SNCF, que insiste en que "según los testigos, el paso a nivel funcionó normalmente" y las barreras estaban bajadas.

En el canal de televisión France 3, una alumna, pasajera del autobús que seguía al accidentado, aseguraba sin embargo que "las barreras no habían bajado y las luces no parpaeaban".

Los investigadores han recogido "elementos materiales" en la escena del accidente, incluido "el bloque de articulación de la barrera", aparentemente en posición de cerrado, según el fiscal, que ha mantenido sin embargo la cautela: "Por supuesto, debemos evaluarlo para determinar si ello responde a su funcionamiento normal o, por el contrario, si es resultado del accidente", dijo con cautela.

Denuncias de anomalías

La peligrosidad de los pasos a nivel es regularmente objeto de controversia en Francia, después de causar varios accidentes graves, y ha llevado a la supresión de los considerados más inseguros. Algunos vecinos han denunciado anomalías en el funcionamiento del de Millas en los días previos al accidente.

Nueve de los 18 escolares heridos, de entre 11 y 17 años, siguen entre la vida y la muerte.