Ir a contenido

HITO EN EEUU

Simone Askew, la primera mujer negra que lidera los cadetes de West Point

Desde este verano es la capitana de la legendaria academia militar y este viernes hizo historia en la tradicional competición anual

El Periódico

Simone Askew liderando el desfile previo del tradicional partido entre el Ejército de Tierra y la Armada. 

Simone Askew liderando el desfile previo del tradicional partido entre el Ejército de Tierra y la Armada.  / AFP / ELSA (AFP)

Una mujer negra ha hecho historia al convertirse en la primera capitana de los cadetes de la legendaria escuela militar estadounidense de West Point. Su nombre es Simone Askew y con 21 años ha alcanzado la máxima posición estudiantil de este centro. Este año ha sido la encargada de liderar el desfile previo al tradicional partido que se celebra anualmente entre el Ejército de Tierra y la Armada.

El encuentro se celebró en el estadio Lincoln Financial de Filadelfia el pasado viernes y pasará a la historia por ser el primer partido en el que una mujer negra es la protagonista del espectáculo previo. Askew, de madre soltera, aseguró a 'The Washington Post' que desde pequeña soñaba con “ponerse al frente de algo así”.

Desde este verano, Askew es la capitana de 4.400 cadetes en la escuela de West Point, un puesto prestigioso que anteriormente han ocupado célebres soldados del Ejército estadounidense. Asegura que su devoción militar viene de hace años y que ya desde pequeña su madre solía llevarla a los partidos de fútbol de esta academia y a los campamentos de verano que organizaban el Ejército de Tierra y la Armada.

Mujeres legendarias en las filas de West Point

Simone Askew pasará a la historia, al igual que lo hizo Pat Walter Locke en 1980 cuando se convirtió en la primera mujer negra en graduarse en esta academia militar. Locke, que sirvió para el cuerpo de artilleros hasta 1995, aseguró a ‘The New York Times’ que nunca había pensado que "vería a una mujer siendo la primera capitana" de los cadetes de la escuela.

La decisión de otorgar a Askew este puesto es un gran avance en las filas de los cadetes de West Point. Sin embargo, las mujeres negras siguen teniendo poca representación en la academia, que aún no ha visto nunca a más de 20 graduadas afroamericanas en una misma promoción.