Ir a contenido

El fantasma del fraude

Estado de excepción en Honduras tras alargarse el recuento de votos

El Ejecutivo decreta el toque de queda tras registrarse varios muertos en disturbios

El Periódico

Un partidario de Salvador Nasralla ante la policía en Tegucigalpa (Honduras).  / Rodrigo Abd (AP)

Un partidario de Salvador Nasralla ante la policía en Tegucigalpa (Honduras). 
Simpatizantes de la Alianza se manifiestan en Tegucigalpa (Honduras), en ambiente de máxima tensión.

/

El Gobierno de Honduras ha decretado el sábado el estado de excepción para frenar la violencia desatada en las calles por un presunto fraude en las elecciones generales, mientras el recuento de votos para definir al nuevo presidente se alargapor la ausencia de la oposición en un proceso especial de escrutinio.

El Gobierno español ha pedido que se limiten en la medida de lo posible los viajes a Honduras ante el riesgo para la seguridad provocado por las fuertes protestas poselectorales que se repiten por todo el país, bajo toque de queda. Los disturbios ya han provodado al menos cinco muertos y  40 heridos.

El Gobierno de Juan Orlando Hernández, quien aspira a la reelección y aventajaba provisionalmente en el recuento de votos al candidato opositor, Salvador Nasralla, decretó el estado de excepción el viernes durante 10 días.

Prohibida la libre circulación

Durante la vigencia del decreto queda prohibida la libre circulación entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana "en todo o parte del territorio nacional", con excepción de los miembros y todo el personal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), los representantes de los partidos políticos, observadores y periodistas acreditados por el organismo de comicios. También quedan al margen los trabajadores de transporte de carga, de las entidades de socorro personal médico y de enfermería y los miembros del cuerpo de seguridad y de justicia, además de diplomáticos.

Escrutinio

La medida se decretó cuando en las calles de las principales ciudades hondureñas seguían este viernes las protestas que comenzaron el miércoles, cuando Hernández pasó a encabezar las votaciones que, con el 94,35% escrutados, le daban el 42,92% de los votos frente al 41,42% de Nasralla.

Tras días de protestas en el país, al menos se contabilizan cinco muertos, manifestantes y agentes de las fuerzas del orden heridos, daños en edificios públicos y privados, saqueos de negocios, paralización parcial del tráfico urbano, destrozos a monumentos e incendios.

Responsables de las protestas

La oposición acusó a infiltrados de los actos de violencia y Nasralla dijo que los responsables de las protestas callejeras "tiene nombres y apellidos" -el presidente Hernández y los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia David Matamoros y Saúl Escobar- y estarían propiciando la presunta trampa en su contra-.

En ese ambiente de crispación y antes del anuncio del estado de excepción, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), David Matamoros, dijo en una rueda de prensa que esperan comenzar este sábado el recuento de un millar de actas con inconsistencias y en las están los votos que definirían al nuevo presidente del país.

Las propias autoridades electorales habían anunciado que esperaban iniciar y terminar el pasado viernes el recuento, pero el proceso nunca comenzó porque los representantes de Nasralla no se presentaron. Matamoros agregó que la Alianza de Oposición también hizo nuevas solicitudes en cuanto a asuntos de informática y electorales.

Temas: Honduras

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.