Ir a contenido

ENCUENTRO EN BERLÍN

Merkel y Schulz empiezan a negociar un nuevo Gobierno para Alemania

Crecen las voces en ambos partidos que piden repetir una gran coalición o un Ejecutivo de la CDU en minoría para evitar unas nuevas elecciones

Carles Planas Bou

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier (derecha) saluda al primer ministro bávaro y presidente de la CSU, Horst Seehofer (izq), junto a la cancillera Merkel, en Berlín, el 30 de noviembre.

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier (derecha) saluda al primer ministro bávaro y presidente de la CSU, Horst Seehofer (izq), junto a la cancillera Merkel, en Berlín, el 30 de noviembre. / EFE / GUIDO BERGMANN

Alemania sigue buscando un encaje que permita formar un Gobierno estable y evitar unas nuevas elecciones. La cancillera alemana, Angela Merkel (CDU), y el líder socialdemócrata, Martin Schulz (SPD), se han sentado este jueves por la noche en la mesa de negociaciones para empezar a discutir una posible reedición de su Gobierno de gran coalición.

Reunidos por primera vez desde las elecciones en el palacio berlinés de Bellevue, sede del presidente federal, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, también han estado acompañados por Horst Seehofer, líder de la CSU, el partido bávaro hermanado a la CDU. De prosperar, las negociaciones podrían durar hasta febrero.

Tensión e inestabilidad

Tras cerrar la puerta a otro Gobierno junto a MerkelSchulz aceptó este lunes iniciar conversaciones con sus oponentes y antiguos socios de coalición. Pero nadie da el pacto por sentado. Ambos partidos viven en un momento de creciente desconfianza después de que el lunes el ministro de Agricultura, el conservador Christian Schmidtvotase en Bruselas a favor del uso del herbicida Glifosato sin consultar a Merkel y sin escuchar las críticas del SPD, algo que Schulz consideró “escandaloso”.

Alemania empieza a vivir una inestabilidad política interna a la que no estaba acostumbrada. Y eso abre las puertas a otras opciones como un Gobierno en minoría o la repetición de comicios. Ambos caminos constatarán esa nueva fragilidad.

¿Gobierno en minoría?

Los pactos de gran coalición le han permitido a Merkel gobernar plácidamente durante ocho de sus 12 años de mandato. Sin embargo, su última edición ha pasado factura a ambos partidos y, ante una mayor fragmentación en el Parlamento, son muchos quienes temen que otro acuerdo siga abriendo la herida mientras la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) se abre paso.

El fracaso de las negociaciones para formar un tripartito entre conservadores, liberales y ecologistas situó al SPD como único socio viable, una posición que quería evitar. Entre la espada y la pared, baraja ahora su entrada en el Ejecutivo. Desde ese fracaso muchas voces fuertes de los socialdemócratas han pedido un acuerdo. Si Schulz mantiene su palabra y evita la gran coalición, la única salida para Merkel es gobernar en minoría. Aún estando solos en el Gobierno, la CDU necesitaría del apoyo externo de los rojos, una estrategia de “responsabilidad” que mancharía menos las manos del SPD.

Merkel se muestra escéptica ante esta opción, pues prefiere formar mayorías estables, como parte de la CDU. Pero hay otros sectores conservadores que repudian un acuerdo con el SPD. Es el caso del consejo económico del partido conservador, que este jueves ha alertado de que pactar les puede llevar a hacer concesiones indeseadas en materia social y han pedido que se valore “con seriedad” gobernar en minoría. Otros pesos pesados como el ministro de Finanzas en funciones, Jens Spahn, han apoyado esa vía si el acuerdo de gran coalición también fracasa.

0 Comentarios
cargando