Ir a contenido

NEGOCIACIÓN EN BERLÍN

Los socialdemócratas acuerdan mantener abiertas las negociaciones con Merkel

La cúpula del SPD opta por darse más tiempo mientras crecen las voces internas que presionan por un nuevo pacto de gobierno con los conservadores

Carles Planas Bou

El  presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y el líder del SPD, Martin Schulz, reunidos en el palacio Bellevue de Berlín.

El  presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y el líder del SPD, Martin Schulz, reunidos en el palacio Bellevue de Berlín. / EFE / JESCO DENZEL

Alemania no repetirá elecciones, de momento. Tras más de ocho horas de reunión, la ejecutiva del Partido Socialdemócrata (SPD) acordó mantener las negociaciones para que se encuentre una solución al actual bloqueo de posibles pactos para formar un nuevo gobierno que dé estabilidad al país. Situados entre la espada y la pared desde que este domingo fracasaran las charlas entre conservadores, liberales y ecologistas, los de Martin Schulz han optado por darse más tiempo. “El SPD no cerrará la puerta a las negociaciones”, aseguró el secretario general Hubertus Heil a las dos de la madrugada.

Reunidos de urgencia en la Willy-Brandt-Haus, la sede del SPD en Berlín, la directiva socialdemócrata llegó a un acuerdo mínimo de diálogo “por respeto al presidente federal”. Al mediodía, Schulz se había reunido durante más de una hora con Frank-Walter Steinmeier, quien pidió al líder del SPD que mantuviese el contacto con la cancillera Angela Merkel. El jefe de Estado alemán se reunirá en los próximos días con los representantes de otros partidos para que vuelvan a la mesa de negociaciones.

Presión para una gran coalición

Sin embargo, a pesar de la rotunda negativa inicial, cada vez son más las voces dentro del partido que presionan para que se llegue a un nuevo pacto de gobierno con los conservadores (CDU/CSU) que permita a Merkel seguir siendo cancillera. “El SPD no puede comportarse como un crío desafiante”, señaló ayer Heiko Maas, ministro de Justicia en funciones y hombre de peso dentro de la ejecutiva. El exlíder del partido y ministro de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, también es proclive a repetir una Gran Coalición que ya se selló en 2005 y 2013. Con resultados electorales nefastos para el SPD, por cierto. El 20,5% obtenido en septiembre es su peor registro histórico.

Pero aunque tras la reunión se quiso remarcar que “el liderazgo del SPD está unido” y se negaron los rumores de dimisión de Schulz, la realidad es que existen distintas posiciones ante esta encrucijada. Este mismo lunes la cúpula también aplaudió unánimemente el 'nein' de Schulz, pero muchas cosas parecen haber cambiado desde entonces. Ese rechazo a la Gran Coalición llevó a muchos diputados socialdemócratas a quejarse a la dirección, temerosos de que unas nuevas elecciones puedan suponer poner en riesgo sus escaños en el Bundestag, el parlamento federal. Para el sector pragmático volver al gobierno es poder presionar para adoptar su agenda político. Para las bases, un 55% quiere que se mantengan en la oposición mientras que un 38% pide pactar.

Pacto o elecciones

La estrategia del SPD significa ganar tiempo para encontrar una solución. Ni se descarta el pacto, ni se descarta terminar optando por unas nuevas elecciones. Así, más allá de la Gran Coalición y de la repetición de comicios, el partido sopesa varias opciones. Los socialdemócratas podrían optar por prestar apoyo puntual y externo a un gobierno en minoría - ya sea únicamente conservador o en alianza con los ecologistas - para evitar así mancharse las manos. Merkel ha descartado ya esa opción. Otra vía, más complicada y propuesta por antiguos dirigentes del SPD, pasa por intentar un acuerdo inédito entre la CDU, SPD y los Verdes, un pacto conocido como Coalición Kenia por los colores de su bandera.

Sea cual sea la decisión final, el partido deberá maniobrar para que eso no afecte su credibilidad y no siga perdiendo apoyo ciudadano. Dentro de dos semanas, el SPD celebra un trascendental congreso en Berlín en el que, probablemente, se marcarán los próximos pasos de Alemania.

0 Comentarios
cargando