Ir a contenido

Proceso judicial en Argentina

Detenido Amado Boudou, exvicepresidente de Cristina Kirchner

El político está acusado de blanqueo y el kirchnerismo denuncia un acto de persecución y disciplinamiento

Abel Gilbert

El exvicepresidente argentino Amado Boudou.

El exvicepresidente argentino Amado Boudou. / REUTERS / MARTIN ACOSTA

"Está en riesgo la democracia argentina", aseguró la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner después de que fuera detenido en su domicilio su exvicepresidente, Amado Boudou. El juez federal Ariel Lijo decidió detenerlo y que fuera exhibido con esposas en sus manos y chaleco antibalas en el marco de una causa por presunto blanqueo que tramita desde hace cinco años.

Se espera que Boudou sea trasladado a una cárcel bonaerense donde se encuentra el exministro de Obras Públicas de Néstor y Cristina Kirchner, Julio De Vido, investigado por otro episodio de presunta corrupción. Días atrás, el juez había sido denunciado por el macrismo ante el Consejo de la Magistratura, la instancia que controla y sanciona a los magistrados, por no acelerar las investigaciones contra integrantes del pasado Gobierno.

Sorpresivamente, la causa revivió en tiempo récord. El juez tomó su medida ante la supuesta sospecha de que Boudou obstaculiza la investigación. La expareja del exvicepresidenteAgustina Kämpfer, implicada también en el expediente, está  acusada de comprar un apartamento por 120.000 dólares sin poder probar su capacidad económica para la operación.

Boudou era considerado un funcionario excéntrico al que le gusta tocar la guitarra eléctrica. También fue el autor del proyecto que estatalizó los fondos de pensión, ocho años atrás. Los arrestos de exfiguras de la pasada Administración tienen lugar en medio de un fuerte embate contra los jueces desde el Poder Ejecutivo. Días atrás, el Gobierno logró que renunciara la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, asociada con el kirchnerismo.

"Maniobra de disciplinamiento"

El exministro del Tribunal Supremo, Eugenio Zaffaroni, consideró que la detención de Boudou no cumple con las normas procesales. Consideró que "el uso de la prisión preventiva como pena anticipada" viola las garantías constitucionales. Para Unidad Ciudadana, la fuerza que respalda a la exmandataria, "el objetivo de esta persecución judicial es precisamente atemorizar a los dirigentes de la oposición para que sean sumisos ante la segunda fase del ajuste que se busca implementar". En ese sentido aseguró que "estamos frente a una maniobra de disciplinamiento como pocas veces se ha visto en la historia de nuestro país". Por el contrario, el oficialismo celebró la detención de Boudou.