Ir a contenido

Elecciones legislativas en Argentina

El macrismo ganó los comicios pese a la conmoción por el 'caso Maldonado'

Mauricio Macri allana el camino para su reelección en 2019

El hallazgo del cuerpo del activista ha alterado una campaña que parecía cómoda para el oficialismo

Abel Gilbert

Mauricio Macri.

Mauricio Macri.

Mauricio Macri ha allanado el camino de su reelección presidencial en 2019. La alianza Cambiemos que formó su partido, el PRO, con la Unión Cívica Radical (UCR), ha obtenido casi el 41% de los votos en los comicios legislativos que renovarán parcialmente el Parlamento. La coalición de centro derecha mejora de esta manera su espacio en el Congreso y aunque sigue obligada a negociar, ha creado las condiciones para prolongar su predominio político.

Confirmamos nuestro compromiso con el cambio. Sabemos que es un largo camino en el que nadie nos regalará nada pero lo vamos a recorrer juntos. No hay nada más importante en la vida que soñar y animarse a emprenderlo”, dijo Macri en la noche del domingo a sus partidarios, en medio de globos, música y baile.  Como era de esperar, la división del peronismo en tres facciones, una de ellas liderada por Cristina Fernández de Kirchner, benefició a Cambiemos.

Las intuiciones del Gobierno se confirmaron a su vez en otro orden más sensible. El impacto emocional que provocó en parte de la sociedad el hallazgo del cadáver del activista Santiago Maldonado en un río patagónico no tuvo finalmente incidencia en el resultado de la contienda. En la capital, su candidata Elisa Carrio, quien se había referido despectivamente a la víctima, perforó el 50% de las adhesiones. Pesa en esos votantes mucho más el rechazo a la figura de la expresidenta a quien las autoridades responsabilizan de todos los males existentes.

 Maldonado se ahogó en el río después de ser perseguido por gendarmes en medio de la represión a una protesta de la comunidad originaria mapuche contra Luciano Benetton, dueño de  800.000 hectáreas en el sur extremo sur argentino. Aunque el cuerpo no presenta lesiones, la familia quiere saber si “Santiago haya sido víctima de un accionar violento que desencadenó su muerte”. Las especulaciones sobre el modo en que el artesano perdió la vida no derivaron en un voto castigo al Gobierno. Macri ni siquiera se refirió a este tema durante  los festejos por la victoria aunque pareció insinuarlo. “La etapa más difícil ya pasó. Estamos creciendo, integrándonos al mundo. Sí, con pasos firmes vamos a sacar a todos los argentinos de la pobreza”.

RAZONES DE LA VICTORIA

El Gobierno, que llegó a vincular a Maldonado con simpatizantes de las disueltas FARC y el separatismo kurdo, y cuyo cuerpo fue encontrado en una zona del río Chubut antes rastrillada por los gendarmes, ha demostrado que ausculta mejor a la sociedad que sus rivales dispersos, el kirchnerismo y las fuerzas que conducen dos ex ministros de Fernández de Kirchner, y están enfrentadas a ella.

La expresidenta ha ganado una banca al Senado al obtener el 37,2% de los votos en la provincia de Buenos Aires, donde se concentra el 37% del padrón electoral. Quedó casi cuatro puntos atrás que Esteban Bullrich, el candidato de Macri quien prácticamente tuvo un papel secundario durante la campaña, la cual quedó en manos de la carismática y omnipresente gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Si bien Kirchner ha crecido en adhesiones, también subió el porcentaje de su rival gracias a sufragios que pertenecían al peronista disidente Sergio Massa.

La expresidenta reconoció su derrota y dijo que su fuerza, Unidad Ciudadana, se ha enfrentado “a la más enorme e inédita concentración de poder de la que se tenga memoria desde la restauración democrática”. A pesar de su prédica, “no nos alcanza para superar a nuestros adversarios”. Millones de argentinos, añadió, le han asignado no obstante la tarea de representar a quienes están en desacuerdo con la orientación económica neoliberal. “Han elegido qué modelo de oposición quieren”.

NUEVAS REFORMAS EN EL HORIZONTE

Ni la inflación anual estimada por encima del 27%, la caída del empleo y el consumo o la falta de inversiones auguradas erosionaron la base electoral de Cambiemos, confiada en que las promesas de ventura se cumplirán. Tampoco suscita especial indignación el escándalo de los Panamá papers que involucró a Macri, ni los negocios de la familia presidencial  realizados bajo la benigna mirada de los tribunales. La victoria de Cambiemos ha encendido una luz verde inequívoca para que el presidente acelere la velocidad transformadora.

La realidad nos está acompañando. Y este es solo el principio”, dijo el mandatario. Varios analistas coinciden que el triunfo le da una legitimidad política que se traducirá en el endurecimiento de una orientación económica que ha sido hasta estos momentos gradual para provocar menos daño social. Lo primero que se espera es un nuevo aumento de los precios de las tarifas de los servicios públicos, una reforma de la legislación laboral que el sindicalismo califica de regresiva y un retiro de los subsidios al transporte. “Cambienos vino para quedarse un buen rato”, dijo el jefe de ministros, Marcos Peña. Ya piensan en más allá del 2019.