Ir a contenido

ATENTADO contra una reputada bloguera

El primer ministro de Malta promete justicia tras el asesinato de Caruana

Muscat reconoce que la conocida periodista era su "mayor adversaria", pero pide la colaboración del FBI y las policías europeas para encontrar a los responsables de su muerte

El Periódico / La Valeta / Roma

Daphne Caruana, en el exterior de la embajada libia en La Valeta, el 6 de abril del 2011.

Daphne Caruana, en el exterior de la embajada libia en La Valeta, el 6 de abril del 2011. / REUTERS / DARRIN ZAMMIT LUPI

El primer ministro laborista de Malta, Joseph Muscat, ha reconocido que la periodista y bloguera Daphne Caruana Galizia, que murió asesinada este lunes al estallar una bomba colocada en su coche, era su "mayor adversaria", pero ha prometido encontrar y llevar ante la justicia a los responsables de su muerte.

Muscat, acusado por el hijo de Caruana de ser "responsable y cómplice" del atentado contra su madre, ha intentado en una entrevista con el diario italiano La Repubblica, publicada este miércoles, señalar a la oposición, asegurando que había sido objeto de las últimas investigaciones de la periodista y militante anticorrupción.

"Ella era probablemente mi mayor adversaria, me atacó desde la época en que era jefe de la oposición. Pero era su trabajo", ha recordado Muscat, quien ha repetido su llamada al FBI y a los servicios de seguridad europeos para encontrar a los culpables del asesinato.

Sin embargo, el 'premier' maltés ha evitado responder sobre quién piensa que podría estar detrás del asesinato de Caruana, que indagó sobre los 'papeles de Panamá' en Malta y otros casos de corrupción política, al considerar que "sería de irresponsables" y despistaría las investigaciones. Caruana fue quien en su blog Running Commentary reveló que la esposa del primer ministro tenía participaciones en una compañía radicada en Panamá, desde la cual se transfirieron grandes sumas de dinero a cuentas bancarias de Azerbayán.

Fuera de Malta

Muscat ha reiterado que pondrá a disposición de los investigadores locales y extranjeros todos los recursos, también económicos, para que "resuelvan el caso lo antes posible". Al respecto, ha hecho un llamamiento a los países europeos para que ayuden en las investigaciones. "Ayudadnos. No se ha asesinado a una periodista maltesa. Se ha asesinado a una periodista europea. Necesitamos ayuda de todos porque pienso que una buena parte de este caso está fuera de Malta", ha añadido.

Expertos del Instituto Forense holandés han acudido a Malta para colaborar en las investigaciones y también llegarán en breve a la isla agentes del FBI estadounidense, según adelantó Muscat.

En otra entrevista con el rotativo 'La Stampa', Muscat ha puntualizado que las últimas investigaciones de Daphne Caruana habían sido sobre el jefe la oposición, Adrian Delia, al que acusaba de "lavado de dinero, prostitución y otras cosas". "Escribió que las últimas amenazas las había recibido por parte de la oposición. No sé si es verdad. No quiero acusar a nadie, solo digo lo que ella escribió", ha agregado.

Narcotráfico y contrabando de petróleo

Según 'La Repubblica', las pistas del asesinato de Caruana conducen a sus últimas investigaciones sobre narcotráfico y contrabando de petróleo procedente de Libia. El diario afirma además que documentos de las fiscalías italianas prueban la presencia de miembros de la mafia calabresa, 'Ndrangheta, y otras mafias de Malta para realizar operaciones del lavabo de dinero.

Según fuentes policiales maltesas, el explosivo utilizado -que destruyó por completo el coche de la periodista y lo propulsó a varias decenas de metros- fue Semtex, un material muy potente utilizado a menudo en atentados terroristas a gran escala.