Ir a contenido

TENSIÓN ENTRE WASHINGTON Y MOSCÚ

El Kremlin impone limitaciones a las actividades de medios de comunicación gubernamentales de EEUU en Rusia

El Gobierno envía cartas con advertencias de "restricciones" debido a las presiones de Washington contra la cadena RT o Spútnik

Marc Marginedas

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, este martes en el Kremlin.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, este martes en el Kremlin. / EFE / SERGEI ILNITSKY

Rusia EEUU, cuyas relaciones bilaterales atraviesan su periodo más crítico desde el final de la guerra fría, van camino de enzarzarse en una nueva escalada de represalias y contrarrepresalias, en esta ocasión con sus respectivos medios de comunicación financiados por las arcas estatales como protagonistas

El Gobierno ruso ha enviado cartas a los servicios en ruso de emisoras de radio, cadenas y páginas web financiadas por el erario público norteamericano advirtiéndole de "posibles restricciones incluidas en la legislación de la Federación Rusa", que considera a dichas entidades como "agente extranjero".

Las autoridades rusas se han venido quejando de las presiones que están sufriendo en EEUU la cadena RT y la agencia de noticias Spútnik, acusadas por Washington de formar parte de la "campaña rusa de injerencia" en las últimas elecciones presidenciales, que dieron la victoria a Donald Trump, entonces el candidato favorito del Kremlin.   

La ley rusa, método de presión

"Nunca hemos usado a la ley rusa con corresponsales extranjeros como un método de presión, censura o influencia política, pero esto es un caso particular", ha declarado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajárova, a la cadena rusa NTV. La ley del 'agente extranjero' permite al Ejecutivo ruso calificar con este término -de pésimas connotaciones en idioma ruso- a cualquier organización receptora de financiación procedente del exterior, dando pie a un escrutinio más exhaustivo de sus actividades por parte de las autoridades rusas.        

Una de las emisoras que ha recibido tales misivas del Ministerio de Justicia ha sido Radio Free Europe. "La actividad de su organización puede ser sujeta a restricciones incluidas en la legislación rusa", reza el texto. 

La emisora ha reaccionado con calma, y se halla a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos. "En este momento, Radio Free Europe es una organización periodística; esperamos que podremos continuar con nuestro trabajo", ha respondido Nenad Pejic, su vicepresidente y redactor jefe. 

Tensión bilateral

Antes del verano, la tensión bilateral entre Rusia y EEUU se vivió en el área diplomática. Tras ser aprobada por el Congreso de EEUU una ley que en la práctica retiraba al presidente Donald Trump la capacidad de levantar o aliviar las sanciones a Rusia sin el permiso del poder legislativo, el presidente Vladímir Putin decretó la expulsión de 755 miembros del personal de las misiones diplomáticas norteamericanas en Rusia, la decisión más drástica tomada desde el año 1986, en los estertores de la guerra fría.

Washington considera que tanto la emisora RT como Spútnik han jugado un destacado papel durante la campaña para las elecciones presidenciales en EEUU del pasado año. Noticias que luego demostraron ser falsas fueron difundidas por ambos medios e incluso empleadas por el propio Trump como coartada para atacar a su rival, Hillary Clinton

En EEUU hay una investigación en cusro para determinar el alcance de la injerencia rusa en los comicios y depurar posibles complicidades del entorno del propio Trump con funcionarios e intereses rusos.