Ir a contenido

NUEVO ESCÁNDALO EN EEUU

Dimite el secretario de Salud de Trump por el caso de los "Jets privados"

Tom Price se ve obligado a renunciar por haber gestado desde el mes de mayo una auténtica fortuna en vuelos privados para asuntos oficiales

EFE / Washington

Tom Price

Tom Price / AFP / ALEX WONG

El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Tom Price, ha presentado su renuncia este viernes y ha sido aceptada por el Donald Trump. El presidente estadounidense estaba evaluando la posibilidad de despedir a Price a raíz del escándalo suscitado por las revelaciones que apuntaban a que había utilizado aviones privados para viajes oficiales, causando un gasto de miles de dólares a las arcas del Estado.

"El presidente tiene la intención de designar a Don J. Wright de Virginia para que sirva como secretario en funciones" indicó en un breve comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

El escándalo estalló cuando el diario Político denunció que, sólo desde el mes de mayo, Price había incurrido en unos gastos superiores a los 300.000 dólares en 24 vuelos privados. La publicación señalaba que la mayoría de estos viajes se produjeron entre ciudades estadounidenses en las que existen rutas comerciales que podrían haber servido al representante del Gobierno para realizar sus viajes sin generar gastos adicionales al erario público.

Investigación interna

Price intentó redimirse este jueves al asegurar que los ciudadanos no tendrían que pagar "ni un centavo" por los polémicos vuelos privados utilizados en varios de sus viajes oficiales y que él correría con los gastos. "Hoy mismo enviaré un cheque personal al Departamento del Tesoro por los gastos ocasionados por mis viajes en vuelos chárter. Los contribuyentes no tendrán que pagar ni un centavo por mi asiento en estos aviones", anunció Price a través de un comunicado con el que quiso zanjar la polémica.

Sin embargo, esta situación llevó a Trump a declarar este miércoles que no estaba "contento" con la actitud del secretario y dio a entender que sopesaba la opción de despedir al máximo responsable de la cartera de Salud.

Price, que ha reconocido no haber sido "suficientemente sensible" con los contribuyentes, se comprometió a colaborar con la investigación interna abierta por el Departamento de Salud, a no volver a tomar ningún vuelo privado en el ejercicio de sus funciones oficiales y a pagar estos viajes de su propio bolsillo, pero no fue suficiente para mantener el cargo.