Ir a contenido

ATAQUE EN UN ASENTAMIENTO

Tres israelís y un asaltante palestino muertos en ataque en Cisjordania

El agresor comenzó a disparar a la entrada de una asentamiento

Policías israelís recopilan evidencias del lugar del ataque.

Policías israelís recopilan evidencias del lugar del ataque. / THOMAS COEX / AFP

Dos guardias de seguridad y un policía israelís han muerto y otra persona israelí ha resultado gravemente herida en un ataque perpetrado a primera hora de la mañana por un palestino, que ha sido abatido por las fuerzas de seguridad, en un asentamiento israelí en el territorio ocupado de Cisjordania. En un primer momento se impuso una orden de censura hasta que la policía ha confirmado la identidad de las víctimas: dos guardias de seguridad privada y un policía de frontera, el sargento Solomón, de 20 años. Otra portavoz policial, Luba Samri, ha informado de que el atacante, identificado como Nimr Jamal, "llegó hasta el acceso a la colonia de Har Adar, mientras los trabajadores palestinos pasaban los controles y entraban en el asentamiento".

"Este ataque asesino es el resultado, entre otras cosas, de la incitación sistemática de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de otros elementos, y espero que Abu Mazen (apodo del presidente palestino, Mahmud Abás) lo condene y no intente justificarlo", ha declarado el primer minsitro israelí, Beniamin Netanyahu. Como primera medida de represalia, Netanyahu ha anunciado el derribo de la casa familiar del atacante y la retirará de los permisos de trabajo de todos los miembros de su familia, además de acordonar Beit Surik, la localidad donde residía que a estas horas está rodeada por el Ejército israelí.

Disparos a quemarropa

El portavoz policial Lba Samri ha explicado que en un primer momento el atacante "levantó sospechas" y los guardia ordenaron que de detuviera. "En ese momento, abrió la camisa, sacó una pistola y, a corta distancia, disparó contra los guardias. Los policías fronterizos respondieron inmediatamente, dispararon contra él y lo neutralizaron", ha indicado Samri.

El atacante palestino es un residente de Beit Surik, de 37 años y padre de cuatro hijos, que había obtenido un permiso de trabajo y no tenía antecedentes de seguridad, aunque se sabe que tenía problemas familiares, su mujer le había dejado y pesaba sobre él denuncias de violencia doméstica. "Todas las mañanas vienen cientos de trabajadores palestinos con permisos de trabajo, la mayoría de la construcción o empleados en casas, y acudimos a buscarlos al puesto de control. Al final del día los volvemos a acompañar hasta este punto", declaró a Efe Steve Leibovich, periodista jubilado y residente en el asentamiento desde hace 15 años.

Oleada de ataques

Un portavoz del servicio de emergencias Estrella Roja de David señaló que el incidente tuvo lugar sobre las 07.15 hora local (04.15 GMT) y añadió que sus equipos atendieron a cuatro heridos "en estado grave con heridas de bala". Las unidades de este servicio de emergencias confirmaron la muerte de tres hombres de entre 20 y 30 años y un cuarto herido de bala en la parte superior del cuerpo que fue evacuado al centro hospitalario de Hadasah Ein Kerem, en situación grave.

El incidente se enmarca en una oleada de ataques palestinos contra israelís que se inició en octubre de 2015 y en la que desde entonces han muerto 271 palestinos, más de dos tercios de ellos al perpetrar ataques o presuntos ataques, y 50 israelís, víctimas de esas agresiones. 

Más de 600.000 colonos israelís conexisten con más de tres millones de palestinos en Cisjordania y Jerusalén Este. La colonización, la implantación de civiles israelís en territorio ocupado, está considerado como una de las principales obstáculos a un acuerdo de paz entre ambas bandos. La ocupación es ilegal según el derecho internacional.

0 Comentarios
cargando