Ir a contenido

POLÉMICA EN EEUU

Trump intensifica su batalla contra los deportistas negros y pide boicotear la Liga de Fútbol Americano

La exacerbada demagogia racista del presidente late en sus tres días de guerra con deportistas y ligas

Jugadores y directivos se unen en condenar y responder a los insultos y presiones del mandatario

Idoya Noain

Los jugadores de fútbol americano protestan contra Trump y la violencia racial. / ATLAS

La última guerra en la que se ha embarcado Donald Trump podría parecer un debate sobre patriotismolibertad de expresión o deporte. Es, aunque esta vez no haya antorchas, esváticas o controvertidos mensajes de equidistancia moral como en Charlottesville, otro asunto de racismo.

La batalla, que se intensificó este domingo con una llamada del presidente en Twitter a boicotear la Liga de Fútbol Americano (NFL), empezó el viernes, cuando en un discurso en la sureña Alabama Trump lanzó una andanada contra jugadores de esa liga que han hecho de una rodilla clavada en el suelo mientras suena el himno nacional una forma de protesta contra la brutalidad y los excesos policiales que castigan especialmente a las minorías.

“Hijos de puta”

El mandatario llamó “hijos de puta” a esos jugadores, cuyo más icónico emblema es Colin Kaepernick, el 'quarterback' negro que puso en marcha el año pasado la protesta y que ha pagado con el ostracismo profesional su compromiso con el activismo político. Trump dijo que la liga debería “despedirlos”, usando la expresión verbal en inglés, "fire" y el gesto que popularizó en su ‘reality show’, que también sirven para disparar un arma. Y no le hizo falta mencionar la cuestión racial: exudaba su discurso cuando Trump hablaba ante una audiencia mayoritariamente blanca de “gente como ustedes” y “esa gente”.

El combate no acabó ahí. El sábado Trump se lanzó contra otro atleta de élite negro, Stephen Curry. La estrella de los Golden State Warriors, campeones de la NBA, había explicado la víspera que en el vestuario tenían dudas sobre si querrían encontrarse con el presidente. Y Trump usó Twitter para retirar la invitación a Curry para acudir a la Casa Blanca (aunque nunca estuvo claro que se hubiera cursado).

En la misma red este domingo el presidente ha pedido en un madrugador mensaje tanto el boicot a la NFL como el despido o suspensión de jugadores de distintas ligas que “falten al respeto a la bandera y al país”, olvidando derechos como la libertad de expresión.


Tsunami de respuesta

Una vez más, Trump ha logrado provocar una tormenta, arengar a sus bases más radicales y dominar la atención mediática todo el fin de semana. Ha conseguido también, no obstante, poner en su contra a gente que le ha apoyado hasta ahora, como algunos propietarios de equipos de la NFL (seis de los cuales donaron cada uno más de un millón de dólares para su toma de posesión), que han denunciado sus palabras. Incluso el comisionado de la liga, Roger Goodell, alérgico a las declaraciones políticas, ha emitido un comunicado criticando los “divisivos comentarios” del presidente.

Trump ha dado también un impulso a las protestas. Las redes sociales ya el sábado se plagaban de mensajes de condena de otras estrellas deportivas como LeBron James.


También el sábado un jugador de béisbol se convertía en el primero en la liga en hincar la rodilla en el suelo y hasta Stevie Wonder lo hacía en un concierto en Nueva York. Y este domingo, en el primer partido de la NFL, que se ha jugado en Londres, decenas se han sumado a ese gesto y otros como los brazos entrelazados, incluyendo el propietario de uno de los equipos (el único musulmán que es dueño en la NFL).

Se esperaban muchos actos similares en los partidos de la tarde y un anuncio de la NFL, ya emitido en la Super Bowl, que elegantemente rebate el mensaje de Trump. En juego están los valores del país. No hay empate posible.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.