Ir a contenido

GUERRA EN BIRMANIA

La ONU cifra en cerca de 60.000 los rohingyas refugiados en Bangladés

Los combates entre el Ejército birmano y el grupo armado formado por miembros de esta minoría musulmana está provocando un éxodo masivo de civiles que aumenta cada día

Agencias / Dacca

Miembros de la minoría rohinya caminan por un campo de arroz en su huida de Birmania para refugiarse en Bangladés.

Miembros de la minoría rohinya caminan por un campo de arroz en su huida de Birmania para refugiarse en Bangladés. / AP / BERNAT ARMANGUE

Unas 60.000 personas han huido de los combates que libran en el noroeste de Birmania el Ejército y la rebelión rohingyas y que han dejado además a  250.000 personas privadas de ayuda alimentaria. La violencia empezó con el ataque hace ocho días de unas treinta de comisarías por parte del Ejército de Salvación de Arakan Rohingya (ARSA), que dice defender los derechos de esta minoría musulmana de Birmania. Desde entonces, el Ejército birmano ha lanzado una vasta operación en esta región muy pobre y remota que se ha saldado hasta hora con 400 muertos.

Desde el 25 de agosto han pasado las frontera como refugiados 58.600 personas,  según datos de diversos organismos humanitarios. "El número seguirá aumentando", ha advertido la portavoz Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Vivian Tan. El día anterior, la ONU había informado de 38.000 refugiados que habían llegado a Bangladés en el transcurso de una semana.

Decenas de miles de personas, casi todas rohingyas, están atrapadas en la frontera, ya que Bangladés ha dicho que no puede acoger a más gente. Además de los rohingya más de 12.000 civiles budistas e han visto obligados también a abandonar sus hogares. Debido a los intensos combates, la distribución del Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha sido suspendida lo que ha dejado en una situación muy vulnerables a las peroasn que no han podido escapar de los combates en la región. "Todas las operaciones de ayuda alimentaria en el estado de Rakhine han sido suspendidas desde que comenzaron los ataques", ha señalado Pierre Peron, portavoz de la oficina de la ONU de coordinación de los asuntos humanitarios.

Corredor humanitario

Este nuevo éxodo se produce nueve meses después de que al menos 70.000 rohingyas huyeran de la misma zona en medio de ataques indiscriminados del Ejército tras otro ataque de insurgentes de esa minoría, una campaña militar denunciada por la ONU y Oenegés por la vulneración de los derechos humanos. ACNUR ha venido solicitando a las autoridades de Bangladés que abran un corredor humanitario, algo a lo que hasta ahora no ha respondido el Gobierno de Dacca.

Más de un millón de rohingyas pueblan Rakhine, donde viven discriminados. Las autoridades birmanas no reconocen la ciudadanía a los miembros de esta comunicadad, mientras que Bangladés los considera ciudadanos birmanos.

0 Comentarios
cargando