Ir a contenido

LA PAZ COLOMBIANA

Las FARC ya son partido político

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común mantiene las siglas históricas

Abel Gilbert

Imagen del nuevo logo de la FARC: Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Imagen del nuevo logo de la FARC: Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. / periodico

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han renacido formalmente este viernes sin armas y convertidas en el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. El fusil ha cedido su lugar como emblema a una rosa roja. Del plural se pasa al singular. Lo que se mantiene inalterable en relación al pasado insurgente son las siglas FARC.

El partido político surgido de los acuerdos de paz con el Gobierno ha sido presentado con el programa que orientará las acciones en la vida pública de la exguerrilla. La flamante FARC decidió salir al rescate del “pensamiento crítico y libertario” de la izquierda a nivel mundial y local. Aunque no hay referencias concretas al legado teórico de Carlos Max y Vladimir Lenin, el documento fundacional define al proyecto emergente de “revolucionario” y se propone otorgarle a la mujer “un lugar central en la lucha contra la dominación y la explotación propias del orden social vigente”.

La FARC, que en virtud del pacto suscrito con el Gobierno se ha garantizado presencia en el Congreso, tendrá su primera prueba electoral el próximo año. Los nueve pétalos que rodean una estrella roja serán en adelante su símbolo. Iván Márquez, uno de los comandantes de la ex insurgencia, explicó el significado de la flor. “Quisimos en el Congreso encontrar un símbolo universal y por eso la rosa, queremos que cuando vean una rosa vean a la FARC, la rosa tiene muchos significados positivos, aquí esperamos a todos los colombianos que quieran cambio y no entraremos al debate de qué significa el nombre o el logo, aquí lo importante son las ideas”.

Sin unanimidad

Lo cierto es que el nombre elegido no engendró unanimidad entre los que deliberaron en el congreso fundacional: 628 delegados votaron a favor de una mayor conexión con los orígenes, aun a pesar de las inmediatas asociaciones con los aspectos más dolorosos del conflicto armado: las muertes y los secuestros. Los 264 delegados que votaron en contra se inclinaban por la propuesta más renovadora y encabezada por el excomandante Timoleón Jiménez: Nueva Colombia. La idea de reinventarse con un acrónimo fresco, que no remitiera a un pasado que no concita unanimidades fue derrotada. No tardaron en llegar las críticas extrapartidarias. “Se quedan con el pecado y sin las armas. Hay siglas que no venden ni un tamal en un desastre!”, señaló el analista político Víctor De Currealugo‏.

En rigor, las ex FARC no han sido originales en subautismo post conflicto. Antes lo había hecho en Colombia el M-19. Los salvadoreños del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) tomaron en su momento la misma decisión.

Temas: FARC Colombia

0 Comentarios
cargando