Ir a contenido

UNA SITUACIÓN SIMILAR A LA DE IRLANDA

La frontera entre Suecia y Noruega, posible modelo para Irlanda después del 'brexit'

Oslo instaló en su frontera con el país vecino un sistema de cámaras que reconocen las matrículas para perseguir a presuntos infractores de los límites aduaneros

Reuters / Oslo

Ciudadanos en el centro de Oslo, la capital noruega.

Ciudadanos en el centro de Oslo, la capital noruega. / REUTERS / INTS KALNINS

Noruega y Suecia comparten algunos de los problemas que planteará la cuestión de la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte después de que el Reino Unido abandone la Unión Europea. Los dos países escandinavos comparten una frontera de 1.600 kilómetros, con cerca de 80 pasos fronterizos, y disponían de libre circulación entre ambos antes de que Suecia entrara en la UE en 1995. Noruega rechazó su ingreso en un referéndum en 1994.

Miles de suecos y noruegos cruzan la frontera a diario para ir a trabajar, de compras o para el ocio. Ambos países reforzaron los controles cuando se produjo la ola de la inmigración en Europa en 2015, pero ahora se han vuelto a relajar y el control de pasaportes se produce raramente, aunque no está excluído.

El Espacio Económico Europeo

Noruega permanece fuera de la unión aduanera de la UE pero forma parte del Espacio Económico Europeo (y por tanto no tiene aranceles en su intercambios con los países comunitarios). Para ello ha armonizado su normativa comercial con la de la UE. Los ciudadanos que llegan en Noruega están sometidos a límites estrictos sobre los productos y las cantidades que pueden entrar.

El principal cruce fronterizo entre Suecia y Noruega cuenta con controles de inmigración y de aduana, pero en la mayoría de pasos la presencia de policías o funcionarios de aduana no es permanente. Para evitar el contrabando, Noruega empezó a poner en práctica en 2011 un sistema de cámaras que reconocen automáticamente las matrículas y permiten a unidades móviles de aduanas perseguir a los presuntos infractores. Quienes violan la normativa se enfrentan a multas muy elevadas o, en los casos más graves, a penas de cárcel.   

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.