Ir a contenido

TRAJE DE BAÑO ISLÁMICO

El propietario de una piscina en Marsella pide a una mujer que se bañó en burkini que pague la desinfección del agua

La inquilina había alquilado junto a su familia una vivienda en un complejo residencial y se le ha retenido los 490 euros que dejó como fianza

El Periódico / París

Una mujer con burkini en una playa de Túnez.

Una mujer con burkini en una playa de Túnez. / AFP / FETHI BELAID

El propietario de una piscina de Marsella, en el sur de Francia, reclama a una mujer que se bañó en burkini el pasado julio abonar su desinfección, ha revelado este jueves el Colectivo francés contra la Islamofobia (CCIF). La mujer estaba alojada junto con su familia en una residencia privada con piscina y había hecho su reserva para una semana.

El primer día se bañó con sus hijos sin problemas, pero la jornada siguiente fue sacada de la piscina al cabo de una hora por el vigilante, después de que, según su relato, la comunidad de vecinos denunciara al dueño que una mujer se había bañado vestida y con velo.

El responsable le prohibió bañarse el resto de su estancia y quiso que la familia abonara los gastos de desinfección completa de la piscina, así como una compensación por el hecho de que esta hubiera quedado inhabilitada durante dos días.

Tejido ligero

La pareja afectada asegura que la residencia no cambió el agua, pero ha visto cómo se le ha retenido una fianza de 490 euros a la espera de que pague la desinfección.

El CCIF recuerda en su comunicado que la mujer no se bañó con ropa de calle, sino con un traje habilitado para el baño que está confeccionado con un tejido ligero, similar al de los bañadores o al de los monos de buceo.

En el ojo del huracán

No es la primera polémica sobre el uso del burikin en Francia. El verano pasado, esta prenda para el baño fue motivo de una fuerte polémica. A principios de agosto, se conoció la intención de la oenegé Smile 13 de reservar un parque acuático cercano a Marsella exclusivamente para mujeres, a las que se les pedía acudir con esa prenda o bien cubiertas. Las aturidades cancelaron finamente 'el día del burkini'.

También el Consejo de Estado francés, la más alta jurisdicción administrativa del país, invalidó el pasado verano un decreto del Ayuntamiento de Villeneuve Loubet, localidad de la Costa Azul próxima a Niza, que prohibía el burkini en sus playas. El Consejo estimó que la decisión de la alcaldía "supone un atentado grave y manifiestamente ilegal a libertades fundamentales como la libertad de movimiento, de conciencia y la libertad personal".

El polémico decreto prohibía el baño del 15 de junio al 15 de septiembre "a  toda persona que no lleve un atuendo correcto, respetuoso con las buenas costumbres y el principio de laicidad" y se apoyaba en los riesgos para el orden público del burkini en un contexto marcado por el atentado de Niza 14 de julio del 2016, en el que fallecieron 86 personas.

Sin embargo, el alto tribunal estimó que los ediles no tienen potestad para restringir este tipo de libertades salvo comprobarse un riesgo para el mantenimiento del orden público, algo que no quedó demostrado.

0 Comentarios
cargando