31 may 2020

Ir a contenido

EL RETO YIHADISTA

Detenida entre los yihadistas de Mosul una alemana de 16 años

El ejército iraquí ha arrestado a cinco mujeres alemanas en la ciudad

Carles Planas Bou

Soldados iraquís muestran a la joven alemana arrestada en Mosul.

Soldados iraquís muestran a la joven alemana arrestada en Mosul.

Mosul cayó y con ella la fantasía yihadista que fanáticos de todo el mundo habían soñado tras unirse a las filas del grupo terrorista autoproclamado Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés). En julio del 2014, el califato se convirtió en una realidad, en un bastión en Irak del integrismo islámico, y mujeres de alrededor del planeta acudieron a la llamada yihadista. Tras liberar Mosul, muchas de ellas han sido detenidas por el ejército iraquí. Es el caso de hasta cinco mujeres alemanas, la nacionalidad extranjera más documentada en la ciudad hasta la fecha. Todas ellas fueron capturadas en un túnel subterráneo, armadas y vestidas con cinturones de explosivos.

Según avanzó el tabloide ‘Bild’ y ha confirmado este sábado el semanario 'Der Spiegel’, entre las yihadistas detenidas se encuentra la menor Linda W., original de Pulsnitz en el Estado de Sajonia, y de tan sólo 16 años. La confirmación de su identidad ha levantado polémica e inquietud en la prensa alemana durante esta semana, por donde ha circulado un vídeo en las que soldados del ejército iraquí la exhiben como premio.

Linda, de familia de confesión evangélica, ya apareció en portada de la prensa teutona en verano del 2016 cuando se descubrió que, recién convertida al Islam y radicalizada por yihadistas con los que había chateado por Internet, había falsificado un permiso de sus padres para viajar desde Fráncfort a Estambul y de ahí a la Siria bajo control yihadista, donde se unió a las filas del califato. Las autoridades la investigaron por presuntamente haber preparado un atentado terrorista pero tras su marcha la investigación quedó paralizada.

CASI MIL ALEMANES YIHADISTAS

Ahora, el cuerpo diplomático alemán ha visitado la prisión de Bagdad donde se encuentran las detenidas y ha confirmado su identidad. Las detenidas pueden enfrentarse a la pena de muerte por su vinculación con la organización terrorista.

Según los servicios de inteligencia alemanes (BfV), hasta 930 personas habrían abandonado Alemania para viajar hacia el desmembrado califato en Siria e Irak y unirse a las filas de Estado Islámico. De esos yihadistas, unas 186 serían mujeres, lo que supone un 20%. Además de las cinco alemanas detenidas, entre las esposas del califato también habría tres mujeres de nacionalidad rusa y turca y dos canadienses.

Tras alrededor de nueve meses de batalla, el pasado 8 de julio el gobierno iraquí proclamó la victoria frente a Estado Islámico en Mosul, ciudad que se había convertido en el corazón del califato. A pesar de escenificar su éxito militar en una entrada triunfante por las destrozadas calles de la capital liberada, los combates persisten en el casco antiguo de la ciudad, donde al menos 5.000 edificios de esta parte histórica han quedado severamente dañados. Debilitado, ISIS se enfrenta ahora a un momento crítico.