Ir a contenido

Las mejores frases de Liu Xiaobo

El intelectual y nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo, ha fallecido bajo custodia en un hospital del norte del país, tras haber sido excarcelado

Homenaje al premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo en China.

Homenaje al premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo en China. / BOBBY YIP

El intelectual y nobel de la Paz chino, Liu Xiaoboha fallecido este viernes bajo custodia en un hospital del norte del país, tras haber sido recientemente excarcelado por un cáncer terminal, según anunció un comunicado oficial.

Liu ha muerto a los 61 años después de pasar los casi nueve últimos en prisión, donde se le concedió el premio Nobel en 2010 por su activismo a favor de la democratización de China. A continuación un recopilatorio de sus citas más célebres. 

CITAS CÉLEBRES

"La libertad de expresión es la base de los derechos humanos, la raíz de la naturaleza humana y la madre de la verdad. Matar la libertad de expresión es insultar los derechos humanos, es reprimir la naturaleza humana y suprimir la verdad."

"Yo no tengo enemigos, ni odio. Ninguna de los policías que me investigaron, que me detuvieron, que me interrogaron, ni los fiscales que me llevaron a juicio, ni los jueces que me juzgaron, son mis enemigos. Aunque no puedo aceptar vuestras investigaciones, detenciones, interrogaciones, veredictos... sigo respetando vuestras profesiones, vuestra integridad. Siento vuestro respeto, y vuestra buena fe".

"El odio puede pudrir la inteligencia y la conciencia de una persona. La mentalidad enemiga puede envenenar el espirito de la nación, puede incitar a luchas crueles y mortales, destruir la tolerancia y humanidad de una sociedad, y complicar el progreso de una nación hacia la libertad y la democracia. Es por ello que espero llegar más allá de mis experiencias personales mientras soy testigo del desarrollo y cambio social de nuestra nación; espero contrarrestar la hostilidad de nuestro régimen con buena fe, y de acabar con el odio a través del amor".

"Cumplo mi sentencia en una prisión física, tangible, mientras tu me esperas desde la prisión intangible del corazón. Tu amor es la luz de sol que me llega incluso a través de los muros más altos y penetra las barras de acero de la ventana de mi celda, cayendo sobre cada centímetro de mi cuerpo, aportando calor toda parte de mi cuerpo, permitiendo que siempre sienta paz, libertad, y la felicidad del corazón, llenando cada minuto de mi tiempo en la cárcel con significado".

"Espero que yo sea la última víctima de la inquisición literaria de China; espero que nadie sea encarcelada por sus palabras en el futuro. Suprimir la libertad de expresión es suprimir la verdad. No hay nada criminal en aquello que he hecho, pero si traen cargos en mi contra por ello, no tengo queja alguna".