Ir a contenido

CUMBRE DEL G-20

Los líderes del mundo presionan a Trump por el clima

Merkel se resigna a obtener un vago compromiso de EEUU para la reducción de gases

May anima al dirigente norteamericano a buscar vias para sumarse al acuerdo de París

Rosa María Sánchez

La cancillera Angela Merkel, el presidente Donald Trump y la primera ministra Theresa May en un momento de la cumbre del G20 de Hamburgo.

La cancillera Angela Merkel, el presidente Donald Trump y la primera ministra Theresa May en un momento de la cumbre del G20 de Hamburgo. / FRIEDEMANN VOGEL POOL

La cumbre del G-20 ha quedado convertida en Hamburgo en un encuentro de 19 frente a uno, en el que 19 de los líderes han intentando convencer al número 20 (el norteamericano Donald Trump) para que vuelva al redil de los acuerdos multilaterales contra el cambio climático y el libre comercio en el que hasta ahora se encontraba cómodo Estados Unidos.

La práctica totalidad de los jefes de Estado y de Gobierno que participan en el G-20 han presionado a Trump para que vuelva a subirse al tren del Acuerdo de París contra el cambio climático del que decidió bajar a su país hace un mes. Este viernes se lo han pedido, la cancillera alemana Ángela Merkel, los líderes de la Unión Europea Donald Tusk y Jean Claude Juncker, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la británica Theresa May y el propio presidente de China, Xi Jinping, que junto a EEUU fue el último en asumir los acuerdos contra el cambio climático el pasado año. "El Acuerdo de París sobre el cambio climático es un importante consenso que no se logró facilmente y del que no se debe ceder fácilmente", ha dicho Xi Jinping en Hamburgo.

La petición a Trump para que EEUU vuelva a los acuerdos contra el cambio climático han partido incluso del propio presidente ruso Vladimir Putin, uno de los firmantes del comunicado conjunto que con este fin han emitido los líderes de las economías emergentes de Brasil, Rusia, India y China, los llamados 'BRIC'.

VAGO COMPROMISO

"El trabajo es grande, el tiempo apremia y a menudo solo logramos soluciones si queremos acercar postura sin forzar demasiado las cosas", ha dicho la anfitriona de la cumbre, Ángela Merkel, resignada a ver convertido su empeño a favor del Acuerdo de París en una simple mención de vago compromiso en el comunicado final que se emitirá este viernes, al finalizar los trabajos de la cumbre.

El borrador de comunicado al que ha tenido acceso Reuters hace referencia a una fórmula en la que, por una parte, se reconocería el carácter "irreversible" del Acuerdo de París y por otra se toma nota de "la decisión de Estados Unidos" de abandonarlo. Para evitar la imagen de una ruptura total, el texto incorpora este vago compromiso: "Los Estados Unidos afirman su fuerte compromiso con el objetivo global de reducir las emisiones al tiempo que se da soporte al crecimiento económico y a las necesidades de seguridad energética".

"No estamos renegociando el Acuerdo de París, eso se mantiene, pero quiero ver a los Estados Unidos buscando maneras para volver a unirse", ha declarado May a la cadena BBC acertando a resumir lo que podría ser el espíritu final del comunicado de este G-20.

Trump ni siquiera ha estado presente en toda la sesión de trabajo dedicada este jueves al cambio climático. Con el argumento de su entrevista con Vladimir Putin, Trump solo ha participado en la primera parte del encuentro si bien "ha hecho alguna aportación", ha valorado Merkel al final de la jornada. Al término de la sesión sobre clima y energía el presidente español, Mariano Rajoy, publicó un mensaje en su cuenta de twitter para garantizar que España seguirá estando a la cabeza de la defensa del Acuerdo de París.

JORNADA FINAL

Este viernes los líderes de los 20 países responsables de más de tres cuartas partes del consumo energético global y de emisión de gases de efecto invernadero también han tratado los principales puntos calientes que ocupan la agenda internacional como la guerra de Siria, el conflicto armado en Ucrania o la constante amenaza con misiles de largo alcance del régimen estalinista de Corea del Norte.

Para la última jornada de la cumbre, la del sábado, se han dejado las cuestiones relacionadas con las políticas migratorias, contra el terrorismo y de ciberseguridad.

También este sábado está prevista la manifestación final de los grupos anticapitalistas contra el G-20 después de dos jornadas que se han saldado con al menos 159 agentes heridos, 45 manifestantes detenidos y un número indeterminado de activistas heridos.

0 Comentarios
cargando