Monumental enfado de Juncker por el absentismo de los eurodiputados: "El Parlamento Europeo es ridículo"

El presidente de la Comisión Europea abronca a los parlamentarios por no asistir al pleno de Estrasburgo

Juncker, ante el Parlamento Europeo.

Juncker, ante el Parlamento Europeo. / FREDERICK FLORIN / AFP

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

No es la primera vez que los altos cargos de las instituciones europeas se encuentran ante un hemiciclo vacío al ir a rendir cuentas ante la Eurocámara pero este martes el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha estallado como nunca antes ante la nula asistencia parlamentaria al debate organizado para despedir la presidencia semestral maltesa de la Unión Europea. “El Parlamento Europeo es ridículo, muy ridículo”, ha abroncado ante poco más de una treintena de eurodiputados de los 748 electos.

“Saludo a aquellos que están en la sala pero el hecho de que solo haya una treintena de diputados aquí presentes participando en el debate demuestra que el Parlamento no es serio”, ha criticado, visiblemente enfadado, ante la atónita mirada de los presentes. Juncker ha reprochado muy especialmente a los eurodiputados que si el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, presente en la sala para despedir los seis meses de presidencia semestral que ha ocupado su país, fueran la cancillera alemana Angela Merkel o el presidente francés, Emmanuel Macron, el hemiciclo estaría a rebosar.

Visiblemente molesto ante la inesperada reacción de Juncker, el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, ha interrumpido al político luxemburgués pidiendo respeto porque “no es la Comisión Europea la que controla al Parlamento Europeo sino el Parlamento quien controla a la Comisión”, le ha respondido arrancando algunos aplausos. “Hay muy pocos miembros en el pleno para controlar a la Comisión. Son ridículos”, ha contraatacado Juncker sin pensárselo dos veces.

“Señor Juncker, no somos ridículos. Cambie su lenguaje, no somos ridículos”, le ha respondido de nuevo Tajani a lo que Juncker ha respondido irritado que no volverá a participar en una comparecencia semejante. “Naturalmente que la Comisión está sometida al control del Parlamento pero el Parlamento también tiene que respetar a una presidencia aunque sea de un país más pequeño”, le ha espetado ante la sonrisa de Muscat.

RIFI-RAFE ZANJADO

Tras este rifi rafe matutino, Juncker y Tajani han mantenido un breve encuentro, según ha informado el portavoz de la institución, en el que el presidente de la Comisión Europea “ha lamentado los términos utilizados” y tras el cual ambos han dado el asunto por cerrado. De hecho, el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, quitaba hierro al enfrentamiento verbal y la subida de tono de su jefe. “Es lo que ocurre cuando políticos apasionados hablan desde el corazón. Son cosas que ocurren en política. No veo ningún problema. Lo ha discutido con Tajani y ya está”, ha zanjado. “No hablaba por él sino por el primer ministro de Malta y lo que ha dicho es que un primer ministro se merece respeto. Jean-Claude ha estado conmigo muchas veces con el mismo nivel de asistencia y nunca ha dicho nada”, ha añadido.

Noticias relacionadas

La bronca no ha sentido, sin embargo, nada bien a muchos eurodiputados. Entre ellos al jefe de filas de los socialistas europeos, Gianni Pitella. En su cuenta de twitter, le ha urgido a Juncker a “dirigir su ira hacia el Consejo por su inacción sobre inmigración”. Y el mismo enfado ha mostrado el ecologista Sven Giegold. “El presidente de la Comisión no hace bien a la democracia europea boicoteando al Parlamento”, ha criticado.

Sí le ha dado la razón, en cambio, sobre un absentismo mucho más acuciado cuanto más pequeño es el país protagonista. “Aunque el comportamiento de Juncker es totalmente inapropiado tiene razón en una cosa. Cuando los países más pequeños hablan en el pleno parece que genera menos interés en comparación con los discursos de Merkel o Macron. Pero este comportamiento refleja las relaciones de poder reales en el Consejo Europeo”, ha recordado. El eurodiputado catalán Ernest Urtasun le ha dado también la razón y ha recordado que no puede ser que el hemiciclo esté tan vacío en un debate “con la presidencia, sea la que sea”.