Ir a contenido

PASO ADELANTE EN LOS DERECHOS SOCIALES

Alemania legaliza el matrimonio homosexual

El Parlamento aprueba por 393 votos a favor y 226 en contra, incluido el de Merkel, la unión entre personas del mismo sexo

Carles Planas Bou

El pleno del Bundestag (Cámara baja) aprobó la legalización del matrimonio homosexual en Alemania, con el voto en contra de Merkel. / EFE VÍDEO

El pleno del Bundestag (Cámara baja) aprobó la legalización del matrimonio homosexual en Alemania, con el voto en contra de Merkel.
Diputados del Partido Verde celebran con confeti el resultado de la votación que legaliza el matrimonio homosexual, este viernes en Berlín.

/

Día histórico en Alemania. Después de una semana muy intensa, el Parlamento federal ha dado luz verde a la legalización del matrimonio homosexual. Con una amplia mayoría de 393 votos a favor y 226 en contra, el Bundestag ha aprobado una larga reivindicación del colectivo de gais y lesbianas del país y ha llevado a la primera potencia económica europea a ser el vigesimosegundo país que legaliza el matrimonio igualitario en todo el mundo.

Este importante paso al frente en los derechos sociales ha sido posible gracias a los votos favorables de la bancada socialdemócrata, de los ecosocialistas, la izquierda poscomunista y parte de las filas conservadoras, con libertad de voto. Así, alrededor de unos 70 diputados de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) que preside Angela Merkel han roto la tradición de su partido y han votado a favor del matrimonio homosexual. No es el caso de la cancillera, quien ha optado por seguir su conciencia. Como ha asegurado después de la votación y ha reiterado a lo largo de su carrera política, para Merkel el matrimonio “significa la coexistencia entre un hombre y una mujer”.

Alemania permite desde el 2001 las uniones civiles entre parejas del mismo sexo, pero esa medida aún planteaba desigualdades para los homosexuales. Ahora, la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo abre la puerta a que esas parejas tengan los mismos derechos de adopción que los heterosexuales y dispongan de los mismos beneficios a la hora de pagar sus impuestos o tramitar una herencia. A pesar de que este mismo viernes el Parlamento federal alemán empieza sus vacaciones, tras el 'sí' del Bundestag se espera que la ley entre en vigor a principios de octubre. “Llega tarde, pero mejor tarde que nunca”, asegura a EL PERIÓDICO un satisfecho Klaus Jetz, director general de la Federación de Gays y Lesbianas de Alemania (LSVD).

Países en los que es legal el matrimonio entre países del mismo sexo

LEGALIZACIÓN EXPRÉS

Cuando se lea sobre la aprobación del matrimonio homosexual en Alemania, los libros de historia apuntarán a la frenética semana que ha vivido el país. Después de 15 años en que los conservadores habían bloqueado sistemáticamente ese debate, el lunes la cancillera se vio contra las cuerdas cuando todos los partidos de la oposición aseguraron que no formarían parte de una coalición de gobierno con un partido que no apoyase ese derecho de la comunidad homosexual. 

Con Martin Schulz al frente, los socialdemócratas (SPD) hicieron suya la reivindicación en un claro gesto cara a las elecciones generales del próximo 24 de setiembre. “Quizá no es bueno para la coalición, pero es bueno para la gente”, ha asegurado su líder parlamentario, Thomas Oppermann, a primera hora de la mañana. En los últimos cuatro años de gobierno junto a los democristianos, los rojos no habían presionado para esa votación. “Sin el trabajo y la presión de las oenegés, tampoco el SPD se habría movido”, apunta Jetz.

El ministro de Justicia, Heiko Maas, ha celebrado la aprobación en Twitter con este gif: "El matrimonio igualitario se convierte en ley. Por fin el mismo derecho para el mismo amor", ha escrito.

La aprobación del matrimonio homosexual amenaza con hacer tambalearse a los conservadores de Merkel. A pesar de que la cancillera votara 'no', otros importantes líderes, como la ministra de Defensa Ursula von der Leyen o el secretario general de la formación, Peter Tauber, optaron por el 'sí, al igual que siete diputados de la CSU, sus socios bávaros.

MOVILIZACIÓN SOCIAL

Aunque todas las encuestas pronostican otra victoria cómoda para la CDU en las elecciones generales del 24 de septiembre, Merkel necesitará apoyos para formar un Gobierno estable. Consciente de ello, el lunes dio una sorpresa y aceptó por primera vez dar libertad de voto a sus correligionarios en este tema, lo que abría la puerta a la legalización. A pesar del disgusto dentro de su partido, la cancillera conseguía así zanjar un tema que podía herirla en campaña. Con esas palabras bajo el brazo, la oposición se lanzó a organizar una exitosa votación para esta misma semana, la última antes de que los diputados se vayan de vacaciones.

A pesar de que esta semana los hechos se hayan precipitado en el Parlamento, en las calles hace tiempo que existe una amplia aceptación del matrimonio homosexual. Durante años oenegés como LSVD y activistas han luchado para que Alemania reconociese sus derechos. Incluso la iglesia evangélica alemana, a la que pertenece Merkel, también dio la bienvenida al matrimonio igualitario. Así, hasta el 83% de los alemanes están a favor de la legalización, mientras que el 75,8% apoya que las parejas del mismo sexo puedan adoptar. Con este paso adelante, el apoyo y la concienciación se traducen en la esfera política del país.