Ir a contenido

CUMBRE DE HAMBURGO

Merkel recibe el encargo europeo de plantar cara a Trump en el G-20

Europa defenderá el comercio y la lucha contra el cambio climático frente al rechazo de EEUU

"Queremos claridad contra el proteccionismo", afirma Mariano Rajoy

Rosa Maria Sánchez

El presidente del Gobierno y la canciller alemana, a su llegada a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE de los miembros del G20.

El presidente del Gobierno y la canciller alemana, a su llegada a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE de los miembros del G20. / Kiko Huesca

La cancillera alemana, Angela Merkel, acudirá a la cumbre del G-20 en Hamburgo, la próxima semana, con el encargo europeo de plantar cara al presidente norteamericano, Donald Trump, después de sus mensajes a favor del proteccionismo comercial y tras el anuncio de la retirada de EEUU de los acuerdos de la Cumbre de París contra el cambio climático. “Lamentamos la salida de Estados Unidos del acuerdo de París, pero los temas de cambio climático serán tratados en Hamburgo”, ha dicho Merkel tras la reunión de los nueve representantes europeos convocada en Berlín por la cancillera con el fin de fraguar una posición común cara a la cumbre del G-20 de la próxima semana, los días 7 y 8 de julio. Merkel ha reafirmado el compromiso europeo a favor de “un comercio justo basado en reglas multilaterales de carácter recíproco”.

“Sabemos que estamos en buenas manos” ha dicho el primer ministro italiano Paolo Gentiloni, en alusión al papel asignado a Merkel en la cumbre del G-20, en la que Alemania ejercerá de país anfitrión. El presidente francés, Emmanuel Macron, también ha expresado su confianza en “el talento de la cancillera” para intentar buscar el compromiso de las 20 principales economías del mundo (los países más ricos y los emergentes) en apoyo del comercio internacional, de la lucha contra el cambio climático y de un crecimiento inclusivo de la economía mundial.

 “Si algún país pone en tela de juicio el libre comercio debemos protegernos”, ha dicho el líder francés.“ Europa es el único lugar donde se defiende el comercio internacional justo frente al 'dumping' y el proteccionismo”, ha subrayado.

REUNIÓN PREPARATORIA

En una mañana de intensa lluvia en Berlín, Merkel ha recibido en la Cancillería al presidente francés, Emmanuel Macron, y a los primeros ministros del Reino Unido, Theresa May,  e Italia, Paolo Gentiloni, en representación de los cuatro países europeos que forman parte del grupo de las 20 economías más ricas o emergentes del mundo. También ha llegado el presidente Mariano Rajoy, pues España ostenta la condición de país invitado permanente al G-20, así como los primeros ministros de Holanda, Mark Rutte, y de Noruega, Erna Solberg, que son los dos países invitados a participar en esta edición de la cumbre. También han participado en esta reunión los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que son miembros natos de esta cumbre internacional.

Rajoy ha pedido claridad contra el proteccionismo y ha defendido los beneficios que el libre comercio genera en países como España, que ha citado como ejemplo de crecimiento económico y creación de empleo tras la superación de la crisis. “Queremos que haya claridad contra el proteccionismo, apoyamos también el multilateralismo y pedimos que las reglas de juego sean iguales para todos y se respeten”, ha dicho el presidente español en una rueda de prensa conjunta con todos los mandatarios participantes en la reunión, a excepción de la británica Theresa May, quien partió de Berlín un poco antes para poder llegar a tiempo a una importante votación en el Parlamento británico, sobre su programa legislativo, dominado por el ‘brexit’.

RETOS INTERNACIONALES

El G-20 es un foro de cooperación internacional que jugó un papel determinante a partir del 2008, con la acción concertada de los jefes de Estado y de Gobierno de las principales economías del mundo para buscar una salida a la grave crisis financiera internacional. Ahora, los retos son otros, pero, a juicio de Macron, no son menores: “los riesgos internacionales que atañen al planeta en su conjunto nunca habían sido tan críticos”, ha dicho.

Macron ha explicado el sentido de haber invitado a Trump a participar en la fiesta nacional francesa, el 14 de julio, un día en el que también se conmemorará la decisiva participación de EEUU en la segunda guerra mundial. “La idea es subrayar la profundidad de nuestros lazos históricos y que, a pesar de las divergencias, no rompemos la relación”, ha sentenciado en tono conciliador.

Por su parte, la Casa Blanca ha anunciadp que Trump y el presidente ruso, Vladímir Putin, mantendrán su primer encuentro cara a cara en Hamburgo, en el marco de la cumbre.

0 Comentarios
cargando