CRISIS POLÍTICA VENEZOLANA

Conmoción por asesinato a quemarropa de un joven de 22 años en Venezuela

La víctima mortal número 76 de las protestas iniciadas en abril murió cuando manifestaba frente a una base miltar

El episodio fue condenado por el Defensor del Pueblo y puso en aprietos otra vez al Gobierno

La cifra de muertos asciende a 76 desde el comienzo de las protestas. / ATLAS VÍDEO

Se lee en minutos

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

David José Vallenilla murió a los 22 años después de recibir dos balazos durante las protestas frente a la base militar de La Carlota, en Altamira, Caracas. La muerte fue captada por una cámara. Las imágenes muestran primero el momento en que se oye el disparo y Vallenilla cae cerca una valla perimetral. El muchacho intenta caminar pero se desmorona a pesar de ser auxiliado por otros manifestantes. El episodio provocó conmoción en Venezuela, y particularmente en el chavismo.

Dentro del Gobierno constatan una vez más que las fuerzas estatales se han vuelto en parte incontrolables cuando se cumplen casi tres meses de una protesta opositora con 76 decesos. El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, habló de un "terrible asesinato" y “vil homicidio” que obliga a "establecer las responsabilidades a que haya lugar".

El ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, informó de la detención de quien tiró a mansalva contra Vallenilla. “Ya fue identificado el sargento adscrito al grupo de Policía Aérea que custodia La Carlota”, dijo el ministro para añadir: "el suboficial empleó un arma no autorizada para repeler el ataque, causando la muerte de uno de los participantes del asedio”. El ministro señaló, no obstante, que la base militar de La Carlota ha sido blanco del décimo hostigamiento de "fuerzas de choque" de la Mesa de Unidad Democrática (MUD). Esas incursiones, añadió,  “incluyeron disparos y bombas incendiarias contra la escuela primaria ubicada en su interior, con niños dentro”. Para Reverol, “la conspiración de la derecha violenta contra Venezuela se nutre de sangre innecesariamente derramada por venezolanos”.

El caso de Vallenilla presenta más de una paradoja para los venezolanos. El joven perdió la vida durante una marcha en solidaridad con la fiscal general Luisa Ortega Díaz, quien, de ser un eslabón esencial del chavismo, comenzó a tomar distancia en abril y, desde su impugnación a la constituyente, se convirtió en la enemiga pública número uno del Gobierno. Pero, además, esta nueva muerte tiene lugar dos semanas después de que el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, advirtiera a miembros de la Guardia Nacional Bolivariana que deberán “asumir su responsabilidad” si cometen "atrocidades" o violan los derechos humanos.  

RADICALIZAR LAS PROTESTAS

La MUD, en tanto, llamó a radicalizar las protestas contra el llamamiento a una Asamblea Constituyente. Uno de sus portavoces, el diputado Freddy Guevara, aseguró que la oposición no puede abandonar la calle.

Noticias relacionadas

El presidente Nicolás Maduro dijo que, a pesar de un aumento del precio del petróleo, la maltrecha economía venezolana no puede recuperarse por efecto de las protestas y la “agresión violenta” que llevan adelante las “bandas criminales”. Maduro expresó su deseo de retomar el diálogo con los sectores más sensatos de la MUD, entre los que no cuenta al diputado Guevara. “Solo a través de la palabra la gente puede entenderse, solo a través de la palabra la gente puede encontrar soluciones”. El mandatario, que acaba de renovar parte de su Gobierno,  reveló que  mantiene conversaciones "secretas" con algunos miembros de la oposición. Sin embargo se negó a revelar los resultados de esas conversaciones.

La MUD respondió con un nuevo llamamiento a ocupar el espacio público. “Paralicemos el país en rechazo a la muerte de David Valleniella”, pidió el diputado José Manuel Olivares. "Este es el momento de la rebeldía y la rebelión para no tener a Maduro y Reverol para toda la vida”, añadió.