Ir a contenido

Importaciones de carne porcina española a Japón alcanzaron un récord en 2016

EFE

Las importaciones españolas de carne porcina a Japón alcanzaron en 2016 la cifra récord de 297,5 millones de euros tras un crecimiento sostenido durante el último lustro, según datos oficiales facilitados hoy a Efe.

El año pasado, España vendió al país asiático 82.178 toneladas de este tipo de carne, un 11,6 por ciento más que en 2015, cuando el valor total de estas importaciones ascendió a 237,9 millones de euros, según las cifras del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Los datos incluyen carne porcina fresca, refrigerada y congelada, jamones deshuesados y sin deshuesar y embutidos, y reflejan que Japón es el quinto destino mundial de las exportaciones españolas de estos productos.

Otros datos del Gobierno nipón señalan a España como su cuarto proveedor mundial de porcino, y muestran que su cuota de mercado en 2016 fue del 10,33 por ciento, más del triple que en 2012, cuando la carne española de cerdo representaba sólo el 3,8 por ciento del total de importaciones.

Este marcado avance se de debe a la "buena imagen" de la que goza la "marca España" en Japón, así como a los estándares de calidad y procesos de regulación que establece la Unión Europea, muy valorados por importadores y consumidores nipones, dijo a Efe el director general de Internacionalización de la Empresa del ICEX, Javier Serra.

"La excelente reputación del cerdo ibérico a nivel internacional también ha generado sinergias que han beneficiado a la carne de cerdo blanco y al jamón serrano", añadió Serra.

En este sentido, destacó la labor del ICEX para favorecer esta consolidación a través del apoyo a empresas españolas en eventos como el Foodex, la feria anual de alimentación más importante de Asia, que se celebra cada año en Japón y en la que España lleva participando 26 años consecutivos.