Ir a contenido

Los sondeos sitúan claramente en cabeza a la formación de Macron en las legislativas francesas

El nivel de abstención ha alcanzado la cifra record del 50%

Eva Cantón

Los Macron, en el colegio electoral de Le Touquet, donde han votado.

Los Macron, en el colegio electoral de Le Touquet, donde han votado. / AP / CHRISTOPHE PETIT-TESSON

La República en Marcha (LREM), la formación del presidente Emmanuel Macron, sería la gran vencedora en la primera vuelta de las elecciones legislativas que se han celebrado este domingo en Francia, según las primeras proyecciones de voto elaboradas por el instituto Elabe para la televisión BFM.

LREM obtendría el 32,6% de los votos, Los Republicanos el 20,9%,  el Frente Nacional el 13%, la Francia Insumisa de Jean Luc Mélenchon el 11% y el Partido Socialista un 9%.

La segunda noticia de la jornada es el alto nivel de abstención, que ha alcanzado el 50%, según diferentes estimaciones. Este dato ha podido jugar a favor de LREM porque son sus simpatizantes los que más se han movilizado

Los comicios que determinarán la composición de la Asamblea Nacional en los próximos cinco años son clave para que el nuevo inquilino del Elíseo pueda poner en práctica su ambicioso programa de reformas.

Desde hace semanas, los sondeos muestran que el electorado estaba dispuesto a darle a Macron la mayoría necesaria para traducir en leyes las promesas realizadas durante la campaña electoral que le llevó a la presidencia de la República el pasado 7 de mayo.

Si el escenario que se dibuja este domingo se confirma en la segunda vuelta que se celebrará el próximo 18 de junio,  Macron habrá conseguido revolucionar el paisaje político francés hasta extremos inimaginables hace meses.

Ninguna de las dos fuerzas políticas tradicionales que se han sucedido en el poder durante los últimos cuarenta años –socialistas y conservadores- será hegemónica en la Cámara baja.

El futuro hemiciclo conocerá además una renovación histórica debido a la entrada en vigor de la ley del 2014 que impide la acumulación de mandatos. Más de un tercio de los diputados salientes no opta a la reelección.

Los candidatos tienen que lograr un número de votos igual a 12,5% de los inscritos en el censo electoral para disputar la segunda vuelta.