Ir a contenido

Principio de acuerdo de May con el DUP para gobernar

Los unionistas de Irlanda del Norte darán apoyo puntual a la primera ministra

Theresa May y su marido, el jueves a la salida de su colegio electoral.

Theresa May y su marido, el jueves a la salida de su colegio electoral. / REUTERS/ EDDIE KEOGH

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha llegado a un principio de acuerdo con el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte para gobernar con su apoyo puntual, ha anunciado este sábado un portavoz de Downing Street, despacho oficial de la jefa del Ejecutivo.

Los unionistas norirlandeses y los conservadores han pactado los "principios de un borrador de acuerdo" para apoyar a un Gobierno de May cuando el Parlamento reinicie sus sesiones la próxima semana, un documento que el lunes será evaluado por el gabinete de la primera ministra.

El portavoz del Ejecutivo destaca que el principio de pacto puede dar "estabilidad" al país

"Damos la bienvenida a este compromiso, que puede proveer a todo el país la estabilidad y certidumbre que se requiere mientras nos adentramos en el 'brexit' y más allá", declaró el portavoz de May.

"Los detalles serán puestos sobre la mesa para dialogar y llegar a un acuerdo en la reunión del gabinete del próximo lunes", añadió.

Los 10 diputados del DUP pueden dar el respaldo que necesitan los conservadores en el Parlamento. El partido de May obtuvo en las elecciones del pasado jueves 318 escaños, ocho por debajo de la mayoría absoluta y 12 menos de los que tenía cuando la primera ministra decidió adelantar los comicios. Su jugada, cuyo objetivo era ampliar la mayoría absoluta, le salió al revés y no solo no mejoró los resultados sino que perdió la mayoría absoluta y ahora depende de los pactos con otras fuerzas para poder gobernar. Además, la consecución de un pacto muy estable con los socios que ahora necesita choca con las tensiones que se viven entre los conservadores.

El principio de acuerdo con los protestantes norirlandeses sugiere que la primera ministra ha descartado, o no ha podido, formar una coalición y tratará de gobernar en minoría.