Ir a contenido

LEGISLATIVAS EN EL REINO UNIDO

May pierde la mayoría absoluta y queda debilitada de cara a la negociación del 'brexit'

Con 633 escaños asignados, los conservadores obtienen 306 y los laboristas mejoran sus últimos resultados

El revés electoral augurannuevas guerras internas en el partido gobernante y complican la situación política en Gran Bretaña e incluso las negociaciones de la salida de la UE

Begoña Arce

Queda debilitada de cara a la negociación del brexit / VIDEO: EFE

Teresa May trataba a última hora del viernes de recomponer los pedazos rotos de un nuevo fiasco de los conservadores británicos en las urnas. Las elecciones anticipadas con las que aspiraba a reforzar su mandato de cara al ‘brexit han acabado en desastre. May ha sellado su suerte y su descrédito como líder. Todo apunta a que difícilmente seguirá en el cargo para el otoño. Los conservadores ganaron los comicios, pero perdieron la mayoría absoluta que ostentaban. Con 649 escaños asignados, a falta de sólo uno, obtuvieron 318 y se quedaron a 8, de los 326 necesarios para el control de la cámara. May deberá contar para gobernar con el Partido Democrático Unionista, que obtuvo 10 diputados. Un pacto informal y transitorio, del que no hay detalles.

Los conservadores están furiosos con May por la gratuidad de este golpe, cuando poseían una mayoría de 17 diputados y no hacía falta alguna las elecciones. “No nos hemos disparado en un pie. Nos hemos disparado en la cabeza”, declaró el diputado ‘tory’ Nigel Evans. A última hora May terminó pidiendo perdón, no al país, sino a sus colegas, ahora en paro. “Obviamente quería un resultado diferente la pasada noche. Lo siento por todos los colegas que perdieron sus escaños y no lo merecían. Por supuesto reflexionaré sobre lo que ha pasado”. Las absurdas elecciones han costado 130 millones de libras a los contribuyentes

El líder laborista, Jeremy Corbyn, pidió la dimisión de la primera ministra. "Yo consideraría que (la pérdida de escaños) es suficiente para irme, y dejar paso a un Gobierno que sea verdaderamente representativo de toda la gente de este país", ha señalado. Corby ha superado todas las expectativas y los pronósticos de sondeos, prensa y de sus propios diputados. Los laboristas se han hecho con 261 escaños, 29 más que en la anterior legislatura. Es el mejor resultado para el partido desde la victoria de Tony Blair en 1997. Corbyn se ha ofrecido para dirigir un gobierno minoritario y si bien su oferta no ha sido aceptada, el resultado le reafirma como líder. El mensaje anti austeridad de su campaña caló entre una ciudadanía, que ve deteriorase la sanidad y disminuir las ayudas sociales y los sueldos con los conservadores. El viejo izquierdista, con un programa lleno de esperanza y pocos datos sobre costes, encontró un apoyo masivo en los jóvenes. Un 57% de ellos afirmaban respaldarle en los últimos sondeos.

VOTO DE VENGANZA

Las elecciones aglutinaron a muchos de los que deseaban la permanencia del Reino Unido. Hubo votó de venganza por lo ocurrido hace un año, en otra apuesta estúpida del entonces ‘premier’ ‘tory’, David Cameron. May en una breve declaración a la puerta de Downing Street confirmó que se mantiene el calendario de las negociaciones del ‘brexit’. Pero la cuestión ahora es si le queda autoridad para representar al Reino Unión. Los defensores del ‘brexit’ quieren dar impulso al proceso sin dilación, por miedo a que pierda empuje. El ministro para el ’brexit’, David Davis, ha reconocido en su entorno, que con estos resultados, será muy difícil seguir defendiendo la salida de la unión aduanera y del mercado único. El que fue líder del UKIP, Nigel Farage, considera que “el brexit está en peligro” y piensa volver a primera línea del combate político. “El artículo 50 ha sido puesto en marcha y estamos en ruta. May ha puesto todo en peligro. Incluso Davis Davis ha comenzado a hacer concesiones”, declaró inquieto. El partido que fundó, el UKIP, no logró un solo diputado. Su líder, Paul Nuttall presentó la dimisión  

May ha obtenido menos escaños de los logrados por David Cameron en el 2015. Quiso humillar a Corbyn y fue ella la humillada. Crispada, con su marido  al lado, realizó una breve declaración ante la puerta de la residencia oficial de Downing Street, después de hacer una visita protocolaria a la reina. Fue un mensaje como si nada hubiera ocurrido, en el que anunció que formaría un nuevo gobierno para los próximos cinco años. Su tiempo será bastante más breve. Tan pésimos resultados solo traen nuevas guerras internas en el Partido Conservador y complican la situación política en el Reino Unido. Lo que cabe esperar es un complot este verano, con  nuevo líder y primer ministro en otoño, coincidiendo quizás con la conferencia anual.

A última hora May confirmó que mantendrá en sus puestos a cinco de los principales ministros de su gabinete, David Davis, en la cartera del 'brexit', Philip Hammond en Finanzas, Boris Johnson en Exteriores, Michael Fallon ene Defensa y Amber Rudd, en Interior, que a punto estuvo de perder el escaño.

CAÍDA DE LA LIBRA ESTERLINA

La libra cayó más de un 2% al conocerse  que May gobernaría en minoría. Al final del día había perdido alrededor de un 1,5% ante el euro y el dólar. La realidad es que a la City no le seducía ninguno de los dos candidatos, pero la opción de Corbyn parecía descartada. Ahora inquieta la falta de poder de May, su precariedad al frente del Ejecutivo y su debilidad para conducir el ‘brexit’.