Ir a contenido

Quiénes son las víctimas mortales del atentado de Londres

La primera en ser identificada ha sido una canadiense que murió en brazos de su novio en el Puente de Londres

Agentes de policía en una redada en East Ham.

Agentes de policía en una redada en East Ham. / AFP / JUSTIN TALLIS

El atentado de Londres ha dejado siete víctimas mortales y medio centenar de heridos. La primera fallecida dentificada ha sido la canadiense Christine Archibald, de 30 años. Murió en brazos de su novio, Tyler Ferguson, tras ser arrollada por la furgoneta conducida por los terroristas."Mi hermano ha perdido el amor de su vida en el puente de Londres", ha escrito en Facebook su hermana Cassie Fergurson.

Su familia ha emitido un comunicado en el que, además de lamentar  la pérdida de la joven, de visita en Londres para ver a su novio, ha recordado su compromiso social reflejado en su trabajo como voluntaria con personas sin techo en Canadá. "Lloramos la pérdida de nuestra magnífica hija y hermana", ha dicho la familia, añadiendo que la joven, a quien sus allegados llamaban 'Chrissy', "no hubiera comprendido jamás la crueldad sin nombre que causó su muerte". 

UN FATÍDICO RECORRIDO A PIE

La pareja vivía actualmente en Den Haag (Holanda), donde el novio llevaba ocho meses trabajando como contable. Tyler había pasado toda la semana en la capital británica y Chrissy viajó allí para pasar con él el fin de semana. Ella "nunca había estado allí antes", así que decidieron hacer un recorrido a pie por Londres de noche. 

La camioneta conducida por uno de los terroristas se llevó a la chica por delante. Nada pudieron hacer por reanimarla los servicios de emergencia. “Mi hermano la abrazó y la vio morir en sus brazos”, ha contado Cassie Ferguson al medio canadiense CBS News. "Mi hermano está roto en un millón de trozos", ha añadido.

El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, ha asegurado que un hombre francés de 27 años también se encuentra entre las víctimas mortales.  Medios locales franceses informan de el joven se llamaría Alexandre, que vivía en Londres y trabajaba en Boro Bistro, un restaurante bretón en Borough Market. Al parecer tendría conexiones familiares con la localidad francesa de Saint Malo.

Entre los 48 heridos, 21 de ellos en estado crítico, figuran cuatro policías británicos, un español -con heridas leves-, siete franceses -cuatro de ellos críticos-, dos alemanes -uno grave-, dos australianos y dos neozelandeses. El español Ignacio Echeverría , un madrileño de 39 años, y un francés están desaparecidos.