EN LA ZONA DEL EMBLEMÁTICO PUENTE DE LA CAPITAL

Siete muertos y casi 50 heridos en Londres en un doble atentado terrorista

Una camioneta arrolló a los transeúntes que cruzaban el Támesis en el centro de la capital

La alerta policial acarreó el cierre del metro y el aviso a la población para que se refugiara

Siete personas han muerto y 48 han resultado heridas a consecuencia de un atentado terrorista en el puente de Londres.

Siete personas han muerto y 48 han resultado heridas a consecuencia de un atentado terrorista en el puente de Londres.
Siete muertos y casi 50 heridos en Londres en un doble atentado terrorista
Los agentes han escoltado a decenas de personas que han recorrido el puente con las manos en alto.

/

3
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

El horror y el miedo ha vuelto una vez más a Londres y al Reino Unido, como si de una larga pesadilla se tratase. La noche de ayer sábado, apenas diez días después del atentado suicida en el Manchester Arena, donde perdieron la vida 22 personas, parte de ellas menores que asistían a un concierto, tres hombres a bordo de una furgoneta y armados con grandes cuchillos sembraron de muertos y heridos el puente de Londres y el mercado de Borough, en pleno centro de la capital británica

El balance de la acción terrorista es de siete muertos y medio centenar de heridos, algunos de ellos se encuentran es estado crítico. Entre los heridos hay un ciudadano español, aunque su estado no reviste gravedad. "Para protegerse de los atacantes, (la gente que se había refugiados en bares de la zona) les tiraban mesas y sillas", ha explicado un testigo de los hechos. "Vi a una chica de unos veinte años tambalearse hasta entrar al pub, sangrando muchísimo. Nos pareció que le había rajado la garganta", recordó Alex Shellum, otro testigo. 

La pesadilla empezó pasadas las diez de la noche, hora local (las 23 horas en España) cuando una furgoneta blanca arrolló a varias personas que circulaban por el puente de Londres, uno de los más transitados de la ciudad. Los tres hombres que iban en el vehículo lo abandonaron y a pie se dirigieron hacia el mercado, situado al sur del puente, abarrotado a esa hora de gente por ser una zona de ocio muy concurrida los sábado por la noche.

Los asaltantes empezaron a apuñalar a la gente que había en la calle Stoney, en concreto en la zona donde están ubicados los restaurantes Brindisa, Pastor tapas, Roast y Blue. La policía llegó de inmediato al lugar de los hechos, tardó tan solo ocho minutos en hacerlo, y abatió a tiros a los tres presuntos terroristas. Los sospechosos llevaban chalecos con lo que parecían explosivos, que resultaron ser falsos.

Una reportera de la BBC que se encontraba en el puente en el momento del suceso, Holly Jones, reveló que el vehículo lo conducía "un hombre" que circulaba "probablemente a unos 80 kilómetros por hora". De acuerdo con esa versión, el vehículo procedía del área del centro de la capital y se dirigía en dirección a la zona sur del río Támesis. Jones señaló, además, que barcos de la policía inspeccionaban el río en busca de personas que podrían haberse caído del puente tras lo sucedido.

"Fue horrible. Parecía que la camioneta estuviera buscando a grupos de gente", ha dicho a la agencia Reuters Mark Roberts, testigo de los hechos. "Circulaba en zig zag intentando embestir al máximo de gente posible", ha apuntado otros testigo de nombre Alessandro a la BBC. "Apuñalaban a todo el mundo al grito de 'Es por Alá", ha explicado, por su lado a la emisora británica, Gerard.

Un taxista ha explicado como los terroristas iban armados "con cuchillos de gran tamaño". Otro testido ha recordado como la gente "se puso a correr y gritar" y como algunos buscaron refugio en un bar. "En la esquina había un hombre con una herida de arma blanca en el cuello. Había una médico en el pub que le ayudó". Otros testigos han explicado a la BBC que la gente, para defenderse de los atacantes, les tiraron sillas y mesas.

SUSPENSIÓN DE LA CAMPAÑA ELECTORAL

Por su parte, el Servicio de Ambulancias de Londres pedía en un mensaje de Twitter a los ciudadanos que "evitasen" acercarse a esa parte de la ciudad y apuntaban a que se habían desplegado "múltiples" efectivos para atender la situación.

Según otros testigos del incidente citados por la agencia de noticias local Press Association (PA), agentes de policía indicaron a los ciudadanos que se encontraban por la zona que "corrieran lo más rápido posible".

Noticias relacionadas

La primera ministra, Theresa May,  que se hallaba en el momento del doble ataque en el norte de Inglaterra, haciendo campaña electoral, volvió a la residencia oficial de Downing Street, donde se ha reunido el Comité de seguridad nacional Cobra. No se descarta que de nuevo se aumente la alerta  terrorista en el país a su nivel máximo, como ocurrió hace menos de dos semanas tras el ataque en el concierto de Manchester. 

El nuevo ataque se produce a cuatro días de que los británicos vayan este jueves a las urnas. Los principales partidos británicos, menos el eurófobo UKIP, han anunciado que suspenden temporalmente su campaña electoral.