Ir a contenido

Cuando Lily abrazó a Ariana

La cantante estadounidense Ariana Grande ha visitado a los heridos del atentado del Mancherter Arena antes del concierto que tiene previsto celebrar en la ciudad este domingo

BEGOÑA ARCE / MANCHESTER

Ariana Grande, junto a una de las heridas en el atentado de Manchester.

Ariana Grande, junto a una de las heridas en el atentado de Manchester. / INSTAGRAM

Lily está exultante. Dispuesta dejar el hospital este fin de semana. Después de abrazar a Ariana Grande “se siente como una estrella de rock”, dice su padre, Adam Harrison. La cantante americana, su diosa adorada,  fue a verla. “Estoy tan orgullosa de ti”, le dijo. “Eres tan fuerte”. Lilly no cabía en sí de gozo. “Desde entonces  está en el séptimo cielo”, dice Adam, que hace guardia al pie de la cama de su hija. La pequeña  de ocho años se recupera de las heridas en la espina dorsal causadas por la metralla en el atentado durante el concierto de Grande el pasado 22 de Mayo. “Estábamos en la última sala de la planta (del hospital) durante la visita y Lilly era la última a la que iba a ver y se iba poniendo más y más excitada”, ha declarado Adam a la BBC. “Yo también estaba muy nervioso, pero cuando llegó fue estupenda. Temía que quizás fuera un poco artificial, pero estuvo increíble. Le dedicó todo el tiempo del mundo. Ahora somos sus fans de por vida. Le estamos realmente agradecidos”.

La cantante americana volvió el viernes a Manchester en un avión privado procedente de su casa en Florida, a donde había retornado inmediatamente después del ataque. La artista ofrecerá este domingo un macro concierto en la ciudad, a beneficio de las víctimas, acompañada de estrellas como Justin Bieber, Katy Perry o Coldplay. Consciente de sus dotes “curativas” entre las fans, antes de subir al escenario, realizó una visita sorpresa al Royal Manchester Children’s Hospital, donde están internadas  las víctimas más jóvenes del ataque suicida. Grande les llevó regalos, firmó autógrafos y se hizo fotos con pacientes y enfermeras. Dejó a todo el mundo con la moral por las nubes. “Estuvo fabulosa”, ha comentado Sharon, la madre de Jaden Farrell-Mann de 14 años, que sufrió daños en las piernas y el pecho. “Estábamos viendo la televisión y entró. Ariana le dio un abrazo y un beso. Fue realmente estupendo”. El padre de Jaden escribió un nota de agradecimiento a la cantante, después de ver a su hija, ”más feliz que nunca”. “Esto significa más para nosotros que todas las cosas fabulosas que la gente ha hecho esta semana”.   

MILLONES DE ESPECTADORES

Las entradas para el concierto 'One Love Manchester' se vendieron el jueves en pocos minutos. Quienes asistieron a la actuación truncada por el ataque, tienen reservada la plaza gratis. El campo de cricket del Old Trafford, donde contra reloj se prepara el evento, posee una capacidad para 50.000 espectadores, pero serán millones quienes sigan en directo el concierto, que retransmitirá la BBC. “No vamos a renunciar, o a actuar con miedo. No vamos a dejar que nos dividan. No vamos a dejar que el odio triunfe”, ha señalado Grande en una carta abierta a sus fans. “Nuestra respuesta a esta violencia debe ser el estar más unidos, ayudarnos y amarnos más y cantar más fuerte y vivir de manera más generosa que antes”.

Desde el viernes, Lily no deja de hablar de su ídolo y de escuchar sus canciones. Por supuesto quiere estar en el concierto de Ariana. ”Creo no que volvería a hablarnos a mi mujer y a mí, si no la llevamos”, afirma Adam

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.