LA REACCIÓN EN MOSCÚ

Rusia reitera su compromiso con el Acuerdo de París pero dice que será "menos eficaz" sin EEUU

El calentamiento global ha producido en las últimas décadas cambios perceptibles en la meteorología de Rusia

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante su entrevista con los presidentes de 10 grandes agencias de prensa internacionales.

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante su entrevista con los presidentes de 10 grandes agencias de prensa internacionales. / DMITRI LOVETSKY / POOL

Se lee en minutos

Edificios de apartamentos erigidos en ciudades de la región ártica cuyos cimientos se hunden debido a que el 'permafrost', la capa de suelo permanentemente congelada, se derrite, provocando la aparición de enormes grietas. Fugas de gas metano del subsuelo a la atmósfera también debido a la desaparición de la superficie helada en las zonas situadas alrededor del Círculo Polar ÁrticoInviernos más suaves y cortos, así como mayor frecuencia de incendios forestales de complicado tratamiento debido a que las turberas,que han acumulado material orgánico durante siglos, arden con gran facilidad.

Los científicos consideran que los efectos del cambio climático son más ostensibles en las regiones nórdicas. Por ello, pese a que Rusia es uno de los países más contaminantes del mundo, el Kremlin ha reiterado este jueves su compromiso con los Acuerdos de París para reducir las emisiones de CO2, lamentando a su vez la inmediata retirada de EEUU del pacto climático.

"RUSIA LE CONCEDE UNA GRAN IMPORTANCIA"

"El presidente (Vladímir) Putin firmó esta convención en París, y Rusia le concede una gran importancia", ha indicado el portavoz presidencial, Dmitri Peskov. "Al mismo tiempo, es obvio que la efectividad de esta convención se reduce sin sus participantes claves", ha continuado el vocero del Kremlin.

Pese a la gravísima crisis económica que el país atravesó en los años 90, la Federación Rusa sigue siendo el responsable del 5,2% del CO2 liberado a la atmósfera, ocupando la cuarta posición de estados polucionantes del planeta, solo por detrás de EEUU, China y la India. En el periodo comprendido entre 1850 2007, se calcula que el país fue el origen del 8% de las emisiones contaminantes, ocupando la tercera plaza tras, una vez más, EEUU y China.

El país debe renovar y repensar parte no desdeñable de la producción de electricidad, uno de los principales retos a los que se enfrenta Moscú. Un 19% de esta fuente de energía se genera mediante la combustión de carbón, generando dióxido de carbono, en plantas especialmente acondicionadas para esta transformación.

"NO SON TAN TONTOS"

Pese al impacto del cambio climático en el territorio ruso, el propio Putin declaró en marzo, durante una entrevista con la cadena CNBC, que quienes ponían en duda el fenómeno "no eran tan tontos", intentando echar un capote al presidente Trump. Que las consideraciones políticas estaban en mente del líder del Kremlin cuando pronunció estas palabras quedó meridianamente claro cuando afirmó, acto seguido: "Yo no dramatizaría las cosas y no utilizaría estos factores globales en la lucha política interna en EEUU".

Te puede interesar

Moscú, además, espera obtener beneficios de la remisión del casquete polar en las zonas árticas, incluyendo la explotación de yacimientos de hidrocarburos en el fondo marino: "El cambio climático mejora el potencial económico de esta región", indicó Putin entonces.