Ir a contenido

ELECCIONES EN EL REINO UNIDO

Sturgeon hace de la lucha contra los recortes el objetivo central de su programa

La mandataria escocesa relega el referéndum de independencia y se centra en revertir la política de austeridad impuesta por los conservadores

Begoña Arce

Nicola Sturgeon, en la presentación del programa electoral, en Perth.

Nicola Sturgeon, en la presentación del programa electoral, en Perth. / AFP / LESLEY MARTIN

Los independentistas escoceses han cambiado de estrategia en las elecciones del 8 de Junio. En el programa electoral, que la líder del Partido Nacional Escocés (SNP), Nicola Sturgeon ha presentado este martes en Perth, el referéndum de independencia abandona el papel central que tenía y figura en el punto número 10 de la lista de prioridades.

La principal preocupación de Sturgeon es en estos momentos poner fin a los recortes sociales y la política de austeridad impuesta por los conservadores. El referéndum queda de momento aparcado, aunque no olvidado. Escocia  debe "tener una opción sobre su futuro", afirmó la dirigente escocesa. La consulta se celebrará “al fin del proceso del ‘brexit’, cuando se conozcan los términos finales del acuerdo y si son los adecuados para Escocia”, señala el documento. “Una victoria del SNP reforzará el mandato para un segundo referéndum de independencia” ha señalado Sturgon ante militantes y prensa. Pero el plan implica en la práctica que el voto sobre la secesión queda relegado hasta finales del 2019 o quizás más tarde. La primera ministra británica, Theresa May, ha advertido que completar el proceso del ‘brexit’ puede prolongarse varios años.

DUDAS Y RECELOS

Los nacionalistas escoceses han sido acusados por sus oponentes de ocuparse demasiado poco de asuntos domésticos con problemas, como educación o sanidad, volcados en el objetivo de la independencia. Sturgeon ha escuchado esas críticas y ha tenido en cuenta también a quienes dudan o ven con recelo de momento un segundo referéndum. “La realidad es que no podemos permitirnos un Gobierno ‘tory’ con mano libre para hacer lo que quiera. Debemos tener voces fuertes, que defiendan nuestros intereses y valores”, declaró.

El Gobierno del SNP promete invertir en servicios públicos un presupuesto extra de 118 millones de libras (136.000 millones de euros). También incrementará el salario mínimo hasta las 10 libras (11 euros) a la hora. Sturgeon propone un mayor control de la inmigración, e insiste en que Escocia debe continuar en el mercado único al concluir el ‘brexit’. “Quiero ser muy clara; los diputados del SNP (autonómicos y en Westminster)  se opondrán a todos los futuros planes de  recortes de los servicios sociales”, ha afirmado. “Este programa traza un plan claro para terminar con los recortes, proteger los empleos escoceses  y reforzar la mano de Escocia”.

 El SNP ganó 56 de los 59 escaños que Escocia tiene en el Parlamento británico en las últimas elecciones, en el 2015. Se trata de una victoria sin precedentes que ahora confía en repetir, si bien las encuestas sugieren que podrían perder algún distrito. Después de 20 años barridos del mapa de Escocia, los conservadores esperan retornar al Parlamento británico con representación escocesa en estas legislativas.