Ir a contenido

Macron da largas a Valls para ser candidato en las legislativas

El exprimer ministro podría verse excluido del Partido Socialista por su intención de adherirse al partido del futuro presidente

Benoît Hamon y Anne Hidalgo anuncian sus propios movimientos políticos para relanzar la izquierda

Eva Cantón

TRASVASE Manuel Valls y Emmanuel Macron detrás, en mayo del 2016.

TRASVASE Manuel Valls y Emmanuel Macron detrás, en mayo del 2016. / AFP / PHILIPPE DESMAZES

El equipo de Macron ha tratado con desdén la oferta del socialista Manuel Valls de concurrir bajo la etiqueta ‘La República en marcha’ a los próximos comicios. “La palabra de Manuel Valls es importante pero las reglas se aplican a todos, incluido Manuel Valls. Y, a día de hoy, no cumple los criterios para que su solicitud sea aceptada”, ha dicho Jean Paul Delevoye, presidente de la comisión de investidura de los aspirantes a las legislativas.

No fue la única mala noticia del día para Valls. El Partido Socialista examina la situación de Valls en el comité de conflictos y podría determinar si hay motivos para su expulsión si se adhiere formalmente a En Marcha!.

El movimiento que apoya al futuro presidente, mientras, pone el acento en la renovación no sólo de caras sino de métodos. Y la candidatura espontánea de Valls genera malestar porque va en contra de los dos principios. Recordando las pésimas relaciones que mantienen ambos, hay quien argumenta que aceptar a Valls como candidato sería tanto como meter al zorro en el gallinero. Sin embargo, otros alertan de que su exclusión puede percibirse como un acto de pura venganza hacia el exprimer ministro. La decisión última la tomará el propio Macron y se conocerá este jueves, cuando se anuncie el nombre de los 577 candidatos a las legislativas.

FRAGMENTACIÓN DEL PARTIDO SOCIALISTA

La victoria de Emmanuel Macron ha precipitado en un tiempo récord la fragmentación del Partido Socialista francés. La división en al menos dos corrientes -una reformista y otra izquierdista- viene de lejos y se aceleró durante los cinco años de mandato de François Hollande, pero la derrota de su candidato en las presidenciales, Benoît Hamon, la ha profundizado.

Las dudas sobre la estrategia a seguir en las elecciones legislativas de junio y las fugas hacia el movimiento centrista ‘En Marcha!’ han terminado de dinamitar el partido con el que François Mitterrand logró la unidad de la izquierda en 1971 en el Congreso de Epinay.

"Con su ‘ni de derechas ni de izquierdas’ Macron lleva el germen de la destrucción del Partido Socialista”, alertaba Manuel Valls hace seis meses, cuando todavía era primer ministro. Un diagnóstico que parece acertado. Valls y el exministro de Economía no sólo compartían una misma visión reformista sino la misma ambición de llegar al poder. Macron se adelantó y ganó su apuesta. Valls la perdió al ser desbancado por Hamon en las primarias socialistas. Ahora los dos vuelven a enfrentarse en un duelo que tiene como escenario las legislativas del próximo junio.

NUEVOS MOVIMIENTOS

Otros miembros del PS han ido situándose en el nuevo paisaje político que deshace los viejos esquemas de los partidos tradicionales. El malogrado candidato Benoît Hamon ha anunciado este miércoles que lanzará su propia corriente el próximo 1 de julio. Un movimiento transversal “amplio” dirigido a “ciudadanos de izquierda” y con la vista puesta en las próximas presidenciales. Se nutrirá de intelectuales, de miembros de partidos políticos y de personas ajenas a los partidos. Su objetivo, ha dicho lanzando guiños a ecologistas y a la Francia Insumisa es “reconstruir la izquierda”.

Hamon no ha sido el único en ensayar nuevas fórmulas. La alcaldesa de ParísAnne Hidalgo, se ha unido a la exministra de Justicia, Christiane Taubira, y a la alcaldesa de Lille, Martine Aubry -las tres claramente situadas en el ala izquierda del partido- para presentar ‘Desde mañana’, una plataforma política que han presentado en una tribuna publicada en ‘Le Monde’. Un gran movimiento de “innovación a favor de una democracia europea, ecológica y social”, cuyo papel será trabajar a nivel “local, nacional y europeo”.

Mélénchon será candidato en Marsella

El líder de la Francia Insumisa, Jean Luc Mélenchon, será candidato en las elecciones legislativas en la 4ª circunscripción de Marsella frente al socialista Patrick Mennucci, que le ha reprochado buscar un combate entre izquierdas en un lugar donde es fácil batir al Frente Nacional y a la derecha si no se multiplican las listas. Mélenchon logró en Marsella un 39% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales, por delante de Emmanuel Macron y Marine Le Pen. Por otro lado, han fracasado las negociaciones de la Francia Insumisa y el Partido Comunista para concurrir de manera conjunta en los comicios de junio.