Ir a contenido

LA CARRERA AL ELÍSEO

Debate Macron-Le Pen: lo que han dicho de...

Principales propuestas de los candidatos a presidente de Francia sobre economía, Unión Europea, terrorismo y valores

Eva Cantón

Macron y Le Pen, en el debate.

Macron y Le Pen, en el debate. / AFP / ERIC FEFERBERG

ECONOMÍA

Macron quiere profundizar la polémica reforma laboral de Hollande para flexibilizar más el mercado laboral, priorizando los acuerdos sectoriales sobre los sindicales. "Pragmatismo" fue su receta contra el paro, que alcanza el 10%. Además, propone recortar el gasto público en 60.000 millones, rebajar el impuesto de sociedades y exonerar del impuesto sobre la vivienda al 80% de los hogares. Le Pen quiere rebajar el impuesto sobre la renta en un 10% a los hogares más modestos, aumentar en un 25% las subvenciones a la vivienda para jóvenes, abaratar la electricidad un 5% y generalizar las ayudas familiares. "Soy la candidata del poder adquisitivo. Usted, del poder de comprar", le ha dicho a Macron. También quiere fijar la edad de jubilación en 60 años con 40 de cotización. Ningún candidato modificará la jornada laboral de 35 horas. Macron quiere que sean los acuerdos empresariales los que la regulen.

TERRORISMO

Ha sido un intercambio de extrema dureza en el que abundaron afirmaciones de trazo grueso. Le Pen ha acusado a su contrincante de no tener un programa contra el terrorismo y de "complacencia" con el fundamentalismo islamista. La candidata ultra ha desplegado el grueso de su programa, que pasa por retirar la nacionalidad a los binacionales acusados de vínculos con el yihadismo, el endurecimiento del código penal y el cierre de asociaciones culturales y deportivas que flirteen con la radicalización. Macron ha dicho que la lucha contra el terrorismo será la prioridad de su mandato. "Tolerancia cero", ha proclamado. Pondrá el acento en la coordinación de los servicios de inteligencia y en la prevención y ha acusado a Le Pen de defender un proyecto que es el que esperan los terroristas porque lleva a "la guerra civil". "Nunca he insultado a nadie en razón de su origen o su religión", se ha defendido la candidata del FN.

VALORES

Macron ha defendido un mundo abierto, pero no “a todos los vientos”, y ha rechazado el “odio” que a su juicio destila el programa del Frente Nacional. El líder de En Marcha! ha reenviado a su rival a los orígenes de la formación política fundada por Jean Marie Le Pen. ”Usted se alimenta de lo mismo que ha alimentado a su padre durante años”, ha dicho, tras señalar que ha contribuido a crear el “sistema” que ella misma denuncia. “Nuestro país vive una crisis profunda, que es el resultado del fracaso para lograr la unidad”, ha continuado. Ha subrayado que había escuchado “las dudas y el enfado” de los franceses y que respondería con “el valor de mantener sus compromisos”. Le Pen ha cerrado su turno de palabra lanzando una oda a Francia y denunciando la política migratoria de su rival. “Lo único que usted no quiere cerrar son las fronteras. Usted defiende una inmigración masiva. Ha ido a Argelia para lanzar una autopista migratoria”.

UNIÓN EUROPEA

Como era previsible, Macron y Le Pen se engancharon mutuamente sobre el euro. “¿Salimos o no?", le ha preguntado el candidato centrista. Le Pen ha jugado estos días al despiste sobre su proyecto de abandonar la moneda única y Macron la ha acusado de defender una idea “mortal” que mermaría en un 30% el ahorro de los franceses.

El candidato de En Marche! ha proclamado su intención de luchar por una Francia “fuerte” y reformista en una Europa que “protege”. Le Pen ha expuesto su plan para negociar con Bruselas en un periodo de seis meses un modelo de Estado que recupere el control de las fronteras, la soberanía política y monetaria para llevar adelante un “patriotismo económico” y un proteccionismo comercial. Ha reiterado su intención de someter a referéndum el resultado de la negociación para que los franceses decidan si quieren abandonar el bloque comunitario. “El euro es la moneda de los banqueros, no la del pueblo”, ha resumido.