LA CARRERA AL ELÍSEO

Solo un tercio de los seguidores de Mélenchon votarán por Macron

Los simpatizantes de La Francia Insumisa se decantan por el voto en blanco o nulo o la abstención en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales

Mélenchon, en la manifestación del 1º de Mayo en París.

Mélenchon, en la manifestación del 1º de Mayo en París. / AP / KAMIL ZIHNIOGLU

2
Se lee en minutos
Eva Cantón
Eva Cantón

Periodista

ver +

De nada han servido los guiños de Emmanuel Macron a los insumisos de Jean Luc Mélenchon para que el domingo le den un voto de confianza en las urnas. Los simpatizantes del carismático líder izquierdista le han dado la espalda a un candidato que perciben como el representante de un sistema capitalista que ahondará la línea liberal iniciada por François Hollande.

Este lunes, Macron se comprometió a dar la batalla en la Unión Europea para evitar los efectos perversos de la mundialización y el 'dumping' social sin llegar, no obstante, a renunciar a su promesa de flexibilizar el mercado laboral.

Los seguidores de Mélenchon son abiertamente hostiles a esta medida que ya sacó a la calle miles de manifestantes durante el mandato de Hollande. “Respeto a Jean Luc Mélenchon y a sus electores pero no iré a buscarlos cambiando mi programa”, dijo Macron.

CONSULTA 'ON LINE'

El 65% de los participantes en la consulta 'on line' lanzada por la plataforma de La Francia Insumisa para que las bases se pronunciaran sobre el sentido del voto el próximo 7 de mayo se han decantado por la papeleta en blanco, el voto nulo o la abstención.

Solo un tercio ha optado por respaldar a Macron, pese a las advertencias de que su comportamiento electoral le puede hacer el juego a la candidata ultraderechista, Marine Le Pen, que ha intentado ganarse el favor los votantes que apoyaron a Mélenchon el pasado 23 de abril.

Le Pen ha echado mano de la misma retórica antisistema, descalificando a Macron como miembro de la “casta” y la “oligarquía”, movido por el interés del dinero y apoyado por el gran capital.

FRENTE REPUBLICANO

En la noche electoral que reveló el tándem que se disputará el Elíseo, el líder de La Francia Insumisa se negó a dar una consigna de voto a sus electores, a diferencia del candidato socialista, Benoît Hamon, y del conservador François Fillon, que reclamaron de inmediato activar el frente republicano para cortar el paso al Frente Nacional, apelando sin ambages a votar por Macron.

 En la consulta, en la que bastaba un nombre y un código postal para inscribirse, han participado unas 240.000 personas, un 3,4% de los 7 millones de votantes que apoyaron al líder de la Francia Insumisa.

De las opciones que se les proponían (voto en blanco, nulo, abstención o a Macron, es decir, todas salvo votar a Marine Le Pen), el voto en blanco ha sido la más elegida, con un 36,12%. El 34,8% de los militantes son partidarios de apoyar a Macron, y el 29,05%, de abstenerse.

RIESGO DE ABSTENCIÓN

Frente al riesgo de la abstención en una jornada víspera de fiesta –el 8 de mayo se celebra la victoria aliada sobre la Alemania nazi en 1945– y por lo tanto un fin de semana largo que muchos franceses aprovechan para viajar, se han multiplicado los llamamientos a favor de Macron.

Noticias relacionadas

El exministro griego de Finanzas y referente de la izquierda radical europea Yanis Varufakis y el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, han apoyado al candidato europeísta.

Los sondeos siguen situando a Macron como favorito para llegar al Elíseo con el 60% de intención de voto. Sin embargo, la distancia con Le Pen se ha acortado en la última semana y si la abstención oscila entre el 22% y el 28%, los analistas temen que la extrema derecha salga beneficiada.